Mendoza respalda a médicos del Hospital de La Candelaria en su decisión de trasladar a la menor fallecida a Madrid

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza
EUROPA PRESS
Actualizado 15/03/2013 16:11:01 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, ha respaldado este viernes a los médicos del Hospital Universitario de La Candelaria (Tenerife) en su decisión de trasladar a la menor con una cardiopatía congénita que finalmente falleció al Hospital La Paz de Madrid, una evacuación que no se pudo llevar a cabo debido a que las condiciones meteorológicas lo impidieron.

"Los médicos tenían la decisión tomada y clara. Era un caso de alta complejidad que se mandan a los centros que entienden adecuado. Y si la complejidad era alta, tomaron la decisión adecuada, que era remitir [a la paciente] a un centro nacional", dijo durante una rueda de prensa.

Aquí, el jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Universitario La Candelaria, Jorge Gómez, explicó que por la situación de la menor se pensó que lo mejor para ella era acudir directamente a la capital y no ir primero, como paso intermedio, al Hospital Materno Infantil de Gran Canaria.

"Tras el ingreso de la menor y lo complicado del diagnóstico de su afectación cardiaca se decide, al ser una afectación compleja, que hay que ir a un hospital de alta resolución, por lo que, después de haber hablado con el Hospital Materno Infantil, se contacta con el Hospital La Paz de Madrid", dijo.

Cuestionado sobre la conveniencia de que la menor fuera trasladada a Gran Canaria debido a las malas condiciones meteorológicas para llevarla a Madrid, comentó por la complejidad del diagnóstico el equipo médico pensó que lo más conveniente era ir directamente a la península y no evacuarla a Gran Canaria, ya que era un paso intermedio y finalmente tendría que haber ido a la capital.

"Por eso --insistió-- se decidió su traslado a un hospital donde pueden intervenir todo tipo de cardiopatías. En ese momento se activó el mecanismo de transporte y, por unas causas básicamente climatológicas, dada la gravedad de la paciente, el traslado no se pudo llevar a cabo en los días en los que estuvo ingresada en La Candelaria".

CONDOLENCIAS A LA FAMILIA DE LA MENOR

Por su parte, la consejera de Sanidad reiteró sus condolencias a la familia de la menor fallecida y aclaró que "desde el primer momento" en el que se hizo público el hecho se ha estado en contacto con los diferentes medios de comunicación de las islas, destacando que "nadie se ha escondido ni se va a esconder".

Mendoza negó tajantemente que hayan habido decisiones de carácter administrativo o político a la hora de realizar un traslado médico y recordó que son los médicos los que deciden "cómo, cuándo y a dónde se trasladan a los pacientes".

"Quien afirma --continuó-- que la Consejería de Sanidad trata recursos clínicos a base de decisiones administrativas, miente. Ante situaciones clínicas de urgencia, son los médicos responsables los que deciden el traslado de un paciente al Hospital Materno Infantil de Gran Canaria cuando el centro tiene la capacidad de resolución del proceso o, en caso contrario [que no pueda resolverlo] a un centro de referencia nacional".

EL EQUIPO MÉDICO "HA ADOPTADO TODAS LAS DECISIONES NECESARIAS"

Expuso que en el caso de la menor fallecida, el equipo médico del Hospital de La Candelaria "ha adoptado todas las decisiones necesarias, incluido su traslado al Hospital La Paz".

"El traslado de cada paciente es un caso concreto y se valoran, por parte de los médicos, multitud de factores para llevarlo a cabo", dijo mientras matizó que deben darse dos circunstancias, que son la estabilización de las constantes vitales y la no existencia de condiciones meteorológicas que pongan en peligro la vida del paciente.

Mientras, Mendoza apuntó, sobre el anuncio de la Asociación 'Defensor del paciente' de presentar una denuncia por el caso, que si existiese tal denuncia, la Consejería de Sanidad "tiene el convencimiento absoluto sobre la correcta actuación en este caso, no dudando en ningún momento del rigor del equipo médico y, por supuesto, cuenta con toda la información disponible para la autoridad judicial".

Finalmente, la consejera negó que haya ningún tipo de 'cierre de agendas' y que los menores que tengan cita en el Hospital Universitario Materno Infantil de Gran Canaria "cuentan con sus horas y días de cita".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies