NC considera una "chapuza" la adaptación de la Ley de Turismo de 1995 a la nueva Directiva Europea de Servicios

Actualizado 29/12/2009 17:36:24 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

Nueva Canarias (NC) ha considerado una "chapuza" la adaptación a la nueva Directiva Europea de Servicios (conocida como Directiva Bolkestein) de la Ley de Turismo de 1995, aprobada "a las prisas", en el último pleno del año, según informó hoy la formación nacionalista en un comunicado.

"Se ha hecho una ley atrápalo todo, ya que ésta modifica de tapadillo, vía enmiendas de los propios grupos que conforman el pacto de gobierno CC y PP, a otras tres normas, la de Ordenación Territorial de la actividad turística para La Palma, La Gomera y El Hierro; la de Ordenación del Transporte por Carreteras, y la de Ordenación Farmacéutica", señaló el partido.

Además, NC aseguró que "aprovechan esta ley para legalizar una elevada cifra de camas de turismo rural irregulares, de una forma poco transparente. A través de una enmienda sorpresa de CC y PP, sin informe jurídico previo, sin conocer el número exacto de camas en esta situación y sin valorar en qué estado están".

Para la formación, esto supone una "chapuza en toda regla", ya que convierte a la ley en una norma permisiva en la que "todo vale", beneficiando a quienes no han cumplido con sus obligaciones legales y perjudicando a los empresarios de turismo rural que han cumplido.

Asimismo, NC opinó que el grupo de gobierno de CC y PP ha intentado resolver "de forma apresurada, sin reflexión y sin consenso" una sentencia del Tribunal Supremo, que confirma otra del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, por la que se anulan las adjudicaciones de un conjunto de farmacias. "Esta forma de actuar y la solución propuesta en esta ley, ya está generando protestas por parte de los colegios de farmacéuticos de ambas provincias y seguramente generará nuevos procesos judiciales", aseguró.

"En definitiva --concluyó-- una muestra más de la incapacidad legislativa del Gobierno de Canarias y de los grupos que lo conforman, más preocupado por salvar los muebles que por hacer normas perdurables en el tiempo que ayuden al progreso de las islas, como ha ocurrido con la Ley de Medidas Urgentes, la de Cuerpo General de la Policía Canaria o la normativa que pretende descatalogar especies protegidas".