La nueva ordenanza de circulación de Santa Cruz de Tenerife incluye el cierre del tráfico por razones medioambientales

Publicado 09/07/2018 17:30:22CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz aprobó este lunes el proyecto de ordenanza de Circulación y Movilidad de Santa Cruz de Tenerife que emprende ahora su tramitación administrativa ordinaria hasta que se someta a consideración y, en su caso, a aprobación inicial por parte del pleno municipal e incluye la posibilidad de cortar el tráfico por razones medioambientales.

Como responsable del proyecto, Zaida González, primera teniente de alcalde y concejal de Seguridad, manifestó tras la Junta que "después de 33 años de vigencia de la anterior ordenanza, el objetivo de la nueva ordenanza es dotar al municipio de una norma adaptada y homologada con la realidad de la circulación y movilidad".

González avanzó que el proyecto normativo "atiende situaciones no existentes o reguladas entonces y, a su vez, contempla usos y prácticas que previsiblemente adquirirán más protagonismo en años venideros".

La primera teniente de alcalde recuerda que el proyecto se ha enriquecido con las aportaciones de particulares y colectivos durante la fase de participación ciudadana, y la disposición del Ayuntamiento es "seguir enriqueciendo la ordenanza con las sugerencias de los distintos servicios municipales y por supuesto de los grupos políticos representados en el Pleno de la corporación".

PROCESO

La elaboración del proyecto de ordenanza se ha nutrido en primer lugar de las numerosas modificaciones que ha introducido la Ley de Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor desde su origen hasta la aprobación del texto refundido del año 2015.

González indicó que igualmente se han consultado un número significativo de ordenanzas municipales sobre la materia de distintas ciudades españolas aprobadas en los últimos años.

Estas consultas han permitido la inclusión de aquellas innovaciones cuya aplicación está en vigor, bien en el ámbito nacional, bien en el ámbito municipal, que, por su contenido, se entiende que deben formar parte de esta ordenanza municipal, en aras a su actualización.

"También hemos abordado mejoras técnicas a fin de simplificar y aclarar con precisión lo dispuesto en el texto de la ordenanza, con el objeto de favorecer su comprensión lógica, evitando equívocos en la interpretación de la norma en una materia de especial interés y trascendencia para los ciudadanos", indica.

Asimismo, se ha procedido a incluir algunos cambios fruto de la casuística y experiencia propias y de los servicios públicos municipales concernidos por esta ordenanza.

La ordenanza se estructura en un título preliminar y once títulos, con 139 artículos, y tres disposiciones finales.