El operativo contra incendios del Cabildo de Tenerife contará con más de 280 efectivos y 61 vehículos

[Grupocanarias] Nota De Prensa Y Fotografías: Medio Ambiente Operativo Brifor
CABILDO DE TENERIFE
Publicado 12/06/2018 15:07:16CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Cabildo de Tenerife ha presentado este martes el Operativo de Prevención y Extinción de Incendios Forestales previsto para el próximo verano, que durará desde el 11 de junio hasta el 14 de octubre, pudiendo ser prolongado, y que estará compuesto por 282 efectivos y 61 vehículos (2 aéreos y 59 terrestres). El operativo supone una inversión de 3,4 millones de euros, de los cuales 2,5 millones se destinan al personal de refuerzo, Cecopin y helicópteros y 900.000 euros para la adquisición de vehículos.

El presidente del Cabildo, Carlos Alonso, ha indicado en rueda de prensa que la principal novedad de este año es la contratación de dos helicópteros Ecuriel que permiten duplicar la capacidad de carga de agua para combatir los incendios. Además, se ha pedido al Ministerio de Medio Ambiente que el helicóptero Kamov tenga base en Tenerife Sur, al ser un punto más estratétigo.

Carlos Alonso destacó el esfuerzo de coordinación que se realiza de forma continua con el resto de administraciones para poner a punto este operativo y también quiso poner en valor el trabajo de las brigadas forestales del Cabildo, que son los que trabajan en primera línea cuando se produce un incendio y los que realizan las tareas "más difíciles y más complicadas".

Por su parte, el consejero de Medioambiente, José Antonio Valbuena, señaló que el Operativo tiene novedades importantes que hacen que la capacidad de respuesta ante un incendio sea mayor. A su vez, agradeció las aportaciones de medios que hacen tanto el Gobierno de España como el Gobierno de Canarias.

José Antonio Valbuena detalló que en torno a 25 de los 282 efectivos podrán ser moviliados a otra isla en caso de incendio y destacó que por parte de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se hacen incorporaciones importantes en Tenerife, que hacen que se iguale la capacidad de respuesta que tiene Gran Canaria.

También quiso avisar de que, con vistas a una mayor seguridad en las zonas forestales, tanto para evitar situaciones de riesgo como para la seguridad de los usuarios, durante los periodos de tiempo sur intenso, en los que se dan las condiciones de gran incendio, se tomarán medidas excepcionales, como la prohbición de fuegos artificiales, las quemas agrícolas y trabajos forestales, cierre de áreas recreativas y recomendación o cierre de los accesos al monte. Estas medidas serían excepcionales y sólo ante situaciones de alto peligro de incnedio.

Para evitar lo que sucedió el año pasado con la campaña de siega, este año existe una mayor coordinación con el servicio de Agricultura al objeto de que cada vez que exista una ola de calor intentar alternar los trabajos de la siega en otros puntos donde no haya los mismos niveles de riesgo. Además, se sustituirán los elementos metálicos de la segadora del Cabildo para minimizar la generación de chispas.

En cuanto a los dos helicópteros Ecuriel, el técnico de prevención y extinción de incendios, José María Sánchez, explicó que son más pequeños que el Sokol y permiten duplicar la capacidad de carga de agua, pues entre entre los dos se pueden llevar 2.000 litros de agua, frente a los 1.200 litros que puede transportar el helicóptero Sokol. Además, incorporan un sistema de última generación que permite la carga en lámninas de agua de poco calado porque no hace falta la inmersión del bambi, lo que es una garantía en épocas de extrema sequía.

Otra ventaja es la rapidez, la agilidad y la facilidad que tienen estas aeronaves para meterse en sitios confinados dentro del monte, pudiendo llevar a efectivos a sitios más alejados y recónditos, y se ha incrementado el periodo de prestación de servicio, pasando de 3,4 a 5 meses cada uno y el número efectivo de horas de vuelo ha pasado de 70 a 220 horas cada helicóptero.

RECURSOS HUMANOS Y MATERIALES.

El Operativo Brifor de Prevención y Extinción de Incendios Forestales contará con 282 efectivos, de las que 169 son peronal propio del Cabildo y 113, personal de refuerzo. Dispondrán como medios materiales de dos helicópteros de transporte y extinción con base en Tenerife Norte y Tenerife Sur, tres autobombas nodriza con capacidad para 9.000 litros, 14 autobombas forestales con capacidad para 3.500 a 5.000 litros, 2 autobombas medianas con capacidad para 1.500 a 2.000 litros y 17 autobombas ligeras pick-up de 500 litros. Asimismo, se dispone de un vehículo de Puesto de Mando Avanzado (PMA) y 22 vehículos todoterrenos de transporte. Además, se sigue contando con los retardantes de largo plazo para aplicación terrestre y 12 kit de extinción adaptable a vehículos pick-up.

Además del Operativo Brifor, existen medios de extinción especializados cuya actuación puede desarrollarse en la isla, como los cinco helicópteros multifunción del Gobierno de Canarias, el helicóptero Kamov del Ministerio de Medio Ambiente con base en Tenerife y la Brif de Puntagorda del Ministerio de Medio Ambiente, el avión de carga en tierra (Air Tractor) con base en La Gomera, los medios de autoprotección del Parque Nacional del Teide, el Consorcio de Bomberos de Tenerife y la Unidad Militar de Emergencias (UME). A su vez, el Gobierno de Canarias despliega este año los tres equipos de intervencion rápida (EIRIF), uno en cada una de las islas menores.

Otra novedad para esta campaña es la incorporación de una brigada y media con capacidad para ser helitransportada, que se une a las once ya existentes desde el año pasado, sumando así un total de cien especialistas que pueden ser helitransportados. Al mismo tiempo, se ha dado continuidad al funcionamiento puesto en marcha el año pasado con distintas configuraciones y capacidades para estas brigadas, de manera que pueden trabajar en diferentes equipos de extinción según las condiciones de peligro y la tipología de incendio que se prevé más probable.

Con el objeto de mejorar las capacidades del Operativo se va ha realizar a lo largo de toda la campaña la ya habitual formación continua de la campaña, donde se abordan cuestiones sobre intervención en dos ámbitos especialmente significativos en Tenerife como son las técnicas de extinción en grandes incendios y las actuaciones en incendio de interfase.

Esto obliga a la configuración del operativo en grandes unidades de extinción para desarrollar otras técnicas específicas como el uso del fuego técnico en el primer caso y la especialización en extinciones de incendios donde se mezclan una serie de variables que complican las labores de extinción como son el riesgo para los habitantes, las pérdidas de producciones agrícolas, de viviendas y animales, los daños en infraestructuras, entre otras.