Ópticos canarios aseguran que "muchos" accidentes viarios son causados por problemas visuales sin corregir

Actualizado 13/07/2012 14:21:48 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Colegio de Ópticos-Optometristas de Canarias ha señalado que las condiciones visuales son "determinantes" para la conducción y tienen una "estrecha" relación con los accidentes de tráfico por lo que recomiendan a los conductores que revisen su vista antes de emprender un viaje.

Así lo han señalado en un informe en el que afirman que el 46 por ciento de los conductores no se revisan la vista y sólo el 33 por ciento lo hacen ocasionalmente.

Otro de los datos que destacan es que el 33 por ciento de los conductores no se protegen habitualmente del sol mientras conducen y que un 12 por ciento nunca tiene en cuenta el uso de gafas u otros mecanismos de protección solar.

En este sentido, los ópticos del archipiélago recomiendan a los conductores una revisión antes de comenzar sus vacaciones al volante, ya que durante el verano se incrementan el número de accidentes "muchos de los cuales se deben a problemas visuales sin corregir del propio conductor", según ha afirmado la institución mediante comunicado.

Asimismo, han recordado que España es uno de los países de Europa con índices más altos de radiación ultravioleta, un hecho que afecta de manera especial a los individuos, cuya falta de vista se hace más aguda a partir de los 45 años de edad.

RECOMENDACIONES BÁSICAS

El Colegio de Ópticos-Optometristas de las islas ha elaborado una lista de recomendaciones básicas en las que se destaca acudir a revisiones periódicas que "no deben esperar a la renovación del permiso de conducir", siendo conveniente visitar la consulta una vez al año.

También hacen especial hincapié en el uso de gafas de sol homologadas y, en los casos necesarios, graduadas. Esta recomendación es válida para aquellos que utilizan lentes de contacto ya que desde el colegio han advertido que, aunque algunas cuenten con filtro solar, sigue siendo imprescindible el uso añadido de las gafas.

Por último, han apuntado a que dichas gafas han de ser "suficientemente envolventes" en caso de que el conductor circule en motocicletas y ciclomotores para impedir que las partículas de polvo u otros cuerpos extraños penetren en los ojos.