Las Palmas de Gran Canaria evitará el corte de luz a 3.500 familias vulnerables al año

Electricidad
EUROPA PRESS
Publicado 20/05/2016 13:35:45CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y Endesa han firmado este viernes un convenio de colaboración para evitar que el corte del suministro de luz a unas 3.500 familias vulnerables del municipio al año.

Así lo pusieron de manifiesto el alcalde, Augusto Hidalgo; el concejal de Cohesión Social y Juventud, Jacinto Ortega; el director general de Endesa en Canarias, Pablo Casado; y el director comercial José Antonio Lucendo, durante una rueda de prensa posterior a la rúbrica.

Este acuerdo viene ser el equivalente capitalino al que Endesa suscribió con la Federación Canaria de Municipios (FECAM) a finales del año pasado, aunque con unos cambios adaptados a las necesidades de la ciudad.

De esta manera, el alcalde explicó que la cantidad de personas que están pasando por una situación complicada y que no pueden, entre otras cosas, pagar el recibo de la luz, es muy superior en Las Palmas de Gran Canaria a la existente en otros municipios.

"Por lo tanto, podían incluso salir perjudicados como consecuencia de una aplicación mimética del acuerdo con la FECAM para intentar evitar la pobreza energética, por lo que, desde el minuto uno se Cohesión Social se puso a trabajar con Endesa para buscar una solución que satisfaciera a las partes y que buscara que la gente que está sufriendo no tenga que afrontar un corte de luz", señaló el primer edil.

Mientras, el concejal del área, Jacinto Ortega, explicó que el acuerdo con la empresa plantea que el Ayuntamiento asumirá el coste de los recibos de luz de los beneficiarios de los servicios sociales que no puedan pagar la factura y que se establecerá un protocolo de coordinación para solicitar la suspensión temporal del corte de luz y garantizar el servicio a estas familias.

Del mismo modo, la eléctrica se compromete a colaborar con el Ayuntamiento facilitando la forma de pago mediante un aplazamiento que evite el corte de suministro y que no comportará la aplicación de ningún tipo de interés ni comisión o gasto para el ciudadanos.

PRIMER PASO: VALORACIÓN DE LA SOLICITUD DE AYUDA

Por su parte, el primer paso del protocolo es una valoración de los trabajadores municipales de la solicitud de ayuda de la familia que no puede afrontar la factura.

Una vez evaluado, el Consistorio capitalino pediría a Endesa la suspensión temporal de la orden de corte de suministro, que quedaría recogido en un documento que se ha creado para que quede constancia por escrito de la petición de anulación de corte.

En ese instante, el usuario tendrá 60 días para ponerse al corriente en los pagos, lo que se haría mediante una prestación económica de especial necesidad concedida por el Ayuntamiento mediante la fórmula de pago a terceros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies