PP de Las Palmas de Gran Canaria asegura haber conseguido que la subida de la tasa de depuración "siga sin aplicarse"

Actualizado 18/08/2009 15:44:40 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 18 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha asegurado hoy que "cinco meses después, las alegaciones presentadas por el PP han conseguido retrasar la subida del 45 por ciento en la tasa de depuración aprobada por el grupo de gobierno", según informó el partido en nota de prensa.

En este sentido, el PP recordó que el Ayuntamiento capitalino aprobó en el pleno del pasado mes de marzo un incremento en la tasa municipal de depuración de aguas -a incluir en el recibo de abasto- del 45 por ciento.

Asimismo, el partido de la oposición indicó que "el pago de la tasa de depuración se añade a los conceptos que engloban el recibo bimensual del servicio de abasto de agua y que se abona, de forma íntegra, a la empresa EMALSA". "Ningún servicio público o mejora de dotaciones o equipamientos se ven beneficiadas por el incremento propuesto, salvo la cuenta de explotación de la compañía mencionada", dijo.

Por tanto, para el PP "las posibles actualizaciones de ésta y otras tasas dependientes de EMALSA, ha sido siempre la de la corresponsabilidad real y certera entre la calidad del servicio que se presta y el importe económico que afrontan los contribuyentes". "EMALSA mantuvo durante varios años, en mandatos pasados, la aspiración de incrementar la tasa de depuración, intención que fue controlada por el Partido Popular en función de las mejoras aplicadas al servicio", insistió la oposición.

"Sin embargo, el exagerado incremento propuesto por el gobierno de Saavedra constituye, no sólo una cifra desproporcionada, sino además imposible de justificar. Ni las tareas de limpieza y mantenimiento de la red de saneamiento, ni el aumento de los malos olores en la ciudad, ni mucho menos aún, el caso del boro explican que encima se le otorgue una posibilidad de beneficio económico tan importante a la empresa mixta mencionada", afirmó la agrupación.

Para el partido que dirige Pepa Luzardo, "mientras que cualquier gobierno medianamente serio estaría tramitando un expediente sancionador a EMALSA por el bochornoso caso del boro y los tres meses que los ciudadanos estuvieron pagando un recibo de agua no apta para el consumo, Saavedra lo que aprueba es un incremento del 45 por ciento en la tasa de depuración de agua, en beneficio de la misma empresa responsable de su gestión en la ciudad".