El presidente canario cree que las mujeres afrontan "mejor" las adversidades como la crisis

Actualizado 10/04/2010 15:35:22 CET

La tasa de actividad laboral femenina en islas se sitúa en el 54,7& Mujeres empresarias y directivas participan en un forum

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, cree que las mujeres afrontan "mejor" las adversidades, como la situación de crisis económica.

En la inauguración del forum sobre mujeres empresarias, directivas y con cargos de responsabilidad en Las Palmas de Gran Canaria, Rivero argumentó que "cuando uno analiza determinadas pruebas que se celebran para acceder a algún puesto de responsabilidad en una empresa o de la administración uno ve que la mayoría de quien lo supera son las mujeres, que le ponen más coraje, más esfuerzo y más ganas a las cosas".

En su intervención durante el encuentro sobre 'Posicionamiento de liderazgo y talento de las mujeres en las organizaciones en época de crisis', el jefe del Ejecutivo regional afirmó que "ya se han superado etapas, probablemente la Ley de Igualdad fue necesaria en un momento determinado, pero ahora estamos en una sociedad que ha avanzado muchísimo y tiene oportunidades para todo el mundo".

En ésta "quienes triunfan son aquellos más capaces, mejor preparados y mejor formados y aquellos que tienen la cultura del esfuerzo asumida, aquellos que son perseverantes y constantes y en ese sentido destaca el papel de la mujer", añadió Rivero, para quien la mujer "tiene las mismas capacidades intelectuales del hombre y es un ejemplo, al ser perseverante y constante".

A su juicio, "asumir el esfuerzo como un valor es necesario en estos momentos en Canarias".

Para el presidente regional, "históricamente, cuando todavía Canarias vivía en una sociedad con un montón de limitaciones el papel de la mujer ha sido fundamental en el ámbito familiar y siempre ha demostrado un coraje que en muchos casos no ha tenido el hombre".

EMPLEABILIDAD FEMENINA

Añadió que actualmente la tasa de actividad laboral femenina en las islas se sitúa en el 54,7 por ciento, la tercera más alta de España, tras Madrid y Baleares.

Asimismo, planteó que la diferencia salarial entre hombres y mujeres se sitúa en España en una media del 28 por ciento, mientras que en Canarias es del 18 por ciento, lo que a su juicio supone que "se ha avanzado de forma importante".

Rivero hizo especial hincapié en la necesidad de "apostar por una sociedad de igualdad de oportunidades para todo el mundo, sin estar condicionado por el género, la procedencia o el color de la piel para acceder a un puesto de trabajo".

"Quien selecciona es la capacidad, el esfuerzo, la preparación, tenemos que conseguir que ésa sea la sociedad en que nos movamos", añadió, al tiempo que comentó que no hay que "moverse para ocupar determinadas responsabilidades por una determinada ley, que tiene que ver porque queda bonito que haya un determinado número de personas representativas de un sexo, originarias de un lugar o de un determinado color".

Indicó que hace apenas dos décadas Canarias era una sociedad "subdesarrollada" y ha avanzado "de forma espectacular". "Las mujeres canarias deben sentirse orgullosas de cómo se ha avanzado en los últimos 15 años y también es importante el papel que han jugado los hombres en ello", apuntó.

"UN HORIZONTE MÁS ESPERANZADOR"

Igualmente, destacó que "empieza a verse un horizonte más esperanzador y más despejado", puesto que "todo el mundo percibe que las cosas empiezan a mejorar y hay cierta confianza", por lo que mostró su satisfacción al respecto a fin de que "empiece a fortalecerse el consumo".

Ello depende de la actitud de los ciudadanos, que reconoció que hasta ahora ha sido "negativista", pero espera que encuentros como el de hoy puedan ayudar a que las mujeres directivas "puedan contribuir a que los empresarios y empresarias en estos momentos difíciles hagan un esfuerzo por mantener el empleo y contratar a nuevos trabajadores".

CLASE EMPRESARIAL "CRIMINALIZADA"

En su opinión, "algunos han criminalizado torpemente a la clase empresarial, que, sin embargo, a su entender, es "un instrumento básico para crear empleo".

"En Canarias durante un tiempo estábamos acostumbrados al empresario especulador de cuatro días, pero la actividad empresarial es otra cosa, una apuesta por mantener un negocio sostenible en el tiempo y dar oportunidades de trabajo", justificó.

Además, indicó que "el futuro pasa por recoger de nuevo el testigo" de los residentes en Canarias que tuvieron que emigrar a otros países y que el archipiélago "aparcó hace 15 años con la llegada de una explosión tan tremenda que cegó a todos", debido al turismo y la construcción.

Recordó que la mayoría de los emigrantes no tenían "estudios ni formación, pero tuvieron a fuego sellado la cultura del esfuerzo, el trabajo y la constancia", algo que "se perdió en una parte importante de la juventud de las islas, que abandonaron sus estudios obnubilados por el trabajo en la construcción".

"Eso ha sido pernicioso para nuestra sociedad y hoy el mensaje más importante es que la formación y la educación son clave para ganar en competitividad, basada en la cultura del trabajo y el esfuerzo y en eso las mujeres tienen cosas importantes que enseñar al resto de la sociedad", sentenció.

LA LEY, "UNA VERGÜENZA ABSOLUTA"

Por su parte, la consejera de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno regional, Inés Rojas, insistió en que Canarias es la primera comunidad autónoma de España en familias monoparentales y la primera con más niños en los hogares.

Entiende que "es una vergüenza absoluta elaborar leyes para que los hombres y mujeres sean iguales". "Las futuras generaciones dirán que perdimos el norte y tendrán razón", apostilló.

Señaló que "en tiempos de crisis las mujeres pagaban más las consecuencias, pero hoy las empresas se piensan mucho más parar a una mujer, dada su capacidad y formación". De hecho, apuntó que muchas empresas prefieren mujeres directivas, "sobre todo en la administración de recursos humanos porque son capaces de administrar mejor".

Por otro lado, la gerente de la Asociación de mujeres empresarias, directivas y cargos de responsabilidad de Canarias (Madec), María José Pesquera, explicó que dicho colectivo empezó hace 20 años, pero formalmente hace 7 años, tras una decisión adoptada en una reunión en Fuerteventura sobre la necesidad de crear dicho organismo.

Sus fines son promover, apoyar, generar y liderar al colectivo y promover cualquier acción positiva para mujeres en situación de discriminación y marginación o de diferentes colectivos étnicos.

Además, persigue conocer y analizar las repercusiones sociales de la Ley de Igualdad, identificar la importancia del liderazgo efectivo y el talento de las mujeres en tiempos de crisis, debatir y conocer sus habilidades en la gestión de adversidad y conocer la visión masculina del talento femenino, entre otros objetivos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies