El presidente de los empresarios canarios ve "tranquilidad" y la "mayoría" de empresas trabajando

Actualizado 29/09/2010 12:37:17 CET

Grisaleña apuesta por promover una ley de huelga para limitar a los sindicatos y dice que Zapatero "no está a la altura"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

El presidente de los empresarios canarios, Sebastián Grisaleña, aprecia "tranquilidad" hasta las 09.20 horas de este miércoles de huelga general y aseguró que la "mayoría" de empresas están trabajando y abrirán, salvo aquellas que tienen "miedo de que les rompan los cristales o los furgones".

Grisaleña explicó en declaraciones a Europa Press que la evaluación sobre participación habrá que "hacerla más tarde con la apertura de los comercios" pero que en la industria y donde él lleva toda la mañana ha habido "tranquilidad absoluta".

El presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) dijo que los únicos en huelga son "los transportistas, algunos taxistas, el puerto, que se pactó su cierre, y algunas empresas para que no les rompan el furgón" porque "mayoritariamente las empresas están trabajando".

Además, explicó que todos los puertos de Canarias comenzarán a operar a partir de las 20.00 horas de este miércoles, donde los trabajadores cobrarán el plus de nocturnidad.

Grisaleña aseguró que los sindicatos "se están jugando muchísimo" con esta huelga y defendió que habrá "que empezar a pensar en una ley de huelga" porque "por el capricho de unos señores, por seguir en una cúpula donde el porcentaje de afiliados es muy bajo, no se puede dejar que quiebren la libertad de aquellos que quieren trabajar durante una huelga".

"Está pasando en Huelva. Por defender unos intereses no se puede bloquear una ciudad", indicó.

LA HUELGA NO RETIRARÁ LAS MEDIDAS

Además, consideró que la movilización no retractará la decisión de la reforma laboral y los recortes del gasto público anunciadas por el Gobierno socialista ya que "están aprobadas por el Parlamento".

En todo caso, precisó que las declaraciones del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sobre que va a atender a los sindicatos y buscar "cauces de diálogo" es directamente una "tomadura de pelo" y una "improvisación". "El presidente no está a la altura y la improvisación se paga muy caro", concluyó.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies