Prohíben el baño en la playa de Alcaravaneras por la aparición de manchas de combustible

Augusto Hidalgo en Las Alcaravaneras
CEDIDA
Publicado 22/01/2016 9:35:21CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha prohibido temporalmente el baño en la playa de Las Alcaravaneras después de que hayan aparecido manchas de combustible en la orilla y en la arena sobre las 15.00 horas del jueves, 21 de enero.

Ante esta situación, unas 20 personas, entre operarios de la Concejalía de Ciudad de Mar y la empresa Servicios Portuarios Canarios, responsable de la recogida de residuos líquidos y control de vertidos del Puerto de Las Palmas, limpian la arena. De todos modos, se indicó que la situación podría mantenerse durante varios días, según informó el Ayuntamiento en nota de prensa.

Para informar de esta situación, el Ayuntamiento tiene un aviso sobre la situación de la playa en las vallas informativas, mientras que agentes de la Policía Local también están informando sobre la situación a los ciudadanos que se acercan a la zona.

Asimismo, el Consistorio ha informado que mantendrá el dispositivo de limpieza e información ciudadana hasta que la playa esté completamente libre de residuos oleosos que, matizan, han afectado a la zona portuaria. Además, a arena y el agua serán analizadas para conocer su estado y el origen de los residuos.

Para supervisar la situación de la playa, el alcalde de la capital grancanaria, Augusto Hidalgo, visitó anoche la zona junto al concejal de Ciudad de Mar, José Eduardo Ramírez, y la directora general de Seguridad y Emergencias, Eulalia Guerra. Los trabajos de limpieza se centran especialmente en la arena durante el periodo de marea baja. Este servicio de limpieza ha reanudado los trabajos a las 06.00 horas de este viernes.

Por último, indican que la situación en la playa de las Alcaravaneras se detectó a media tarde del jueves y se comunicó a la Autoridad Portuaria. Posteriormente, la empresa Sepcan activó dos embarcaciones para diluir y recoger los restos de combustible del agua y deslazó hasta la playa un equipo de 11 operarios que se unieron a los trabajadores del servicio de limpieza de Ciudad de Mar para retirar la arena afectada, que está siendo depositada en bidones herméticos siguiendo los protocolos ambientales.