Rajoy insta a Zapatero a visitar Tenerife para tranquilizar a los ciudadanos en materia de inmigración

Actualizado 18/06/2006 18:23:30 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El campamento militar de Las Raíces en el municipio de El Rosario, en Santa Cruz de Tenerife, fue habilitado como centro de internamiento de inmigrantes a mediados de marzo. El presidente del Partido Popular ha visitado este lugar, acompañado por José Manuel Soria, presidente a nivel insular de este partido, así como por Cristina Tavío, presidenta del PP de Tenerife y por Ana Pastor, diputada del grupo popular por Pontevedra. Rajoy ha aprovechado la ocasión para agradecer, "ya no como presidente del Partido Popular, sino como español", el encomiable trabajo que hacen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Ejército Español.

Mariano Rajoy reveló que en su visita de unos 50 minutos al acuartelamiento militar en desuso, tuvo la oportunidad de hablar con los internos, que actualmente son un total de 1.300. El presidente popular valoró positivamente el trato que reciben los inmigrantes en el centro, definiéndolo como "un trato digno, se les atiende desde todos los puntos de vista", aunque "todo es mejorable en esta vida, es una situación razonable, que sin duda alguna puede mejorarse en el futuro". Mariano Rajoy quiso subrayar que "no me preocupa tanto el día a día, como hacer una política de inmigración seria, no demagógica, y que diga con claridad la verdad", y añadió que "podemos acoger gente, pero la capacidad de acogida no es ilimitada, eso tiene que entenderlo todo el mundo y no puede venir aquí todo África".

Respecto a la llegada masiva de inmigrantes a Tenerife de las últimas semanas, Rajoy apuntó que "hasta el mes de noviembre de 2005 había un cierto control de estas embarcaciones y de este tráfico ilegal" y evidenció el hecho de que antes "llegaban a Fuerteventura, donde están mucho mejor preparados, lo de Tenerife es relativamente nuevo". Por tanto, "hay que hacer una política exterior dura, clara y desde luego hay que ser muy contundentes con las mafias que trafican con personas". El problema se agrava, porque tal como señaló el presidente del Partido Popular, "ya no llegan solo personas que viven en el continente africano, sino que ya está llegando gente de Asia y de otros países", lo que a su juicio, es consecuencia de un efecto llamada y de una política que ha cometido algunos errores.

El presidente del PP acusó al Gobierno de no dar un mensaje claro, que haga entendible fuera de las fronteras del Estado, "que en España ya no va a haber ninguna regularización, como la última, que creo que ha sido un gran error". Además recalcó que a su juicio es imperativo "dar una batalla a la Unión Europea para que se alcancen acuerdos de repatriación" con los países de origen de todas estas personas, y destacó que aún así "se les puede ayudar porque ese es el verdadero sentido de la ayuda al desarrollo".

Desde el punto de vista del presidente del Partido Popular, la inmigración ilegal es uno de los temas cadentes en "nuestro país", es de "una importancia capital, no se puede frivolizar, ni estar con historias como papeles para todos, porque al final todo esto conduce a un situación dramática, tanto para esas personas que vienen en busca de esos papeles para todos, como para el conjunto de la población española". Rajoy manifestó su interés porque el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero, visite Tenerife. Y lo instó a "que lo haga pronto", ya que parece que en el "Consejo Europeo celebrado ayer en Bruselas, no se han adoptado medidas que de verdad solucionen el problema". Por ello según Rajoy, sería positivo que el presidente "viniera aquí, porque tranquilizaría a la gente y porque es su obligación".