La restauración del Palacio de Carta costará más de dos millones de euros y acogerá el cañón Tigre

Carlos Pallés explica el proyecto a los presentes
CEDIDA
José Manuel Bermúdez José Manuel Bermúdez
Publicado 17/04/2017 14:45:41CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

La recuperación del Palacio de Carta, edificio del siglo XVIII situado en la Plaza de la Candelaria, costará más de dos millones de euros y servirá para que este inmueble pueda acoger una oficina de información turística y el futuro Museo de Historia de Santa Cruz de Tenerife, entre cuyas piezas podría figurar el mítico cañón Tigre.

Así lo ha anunciado el alcalde de la ciudad, José Manuel Bermúdez, que esta mañana ha presentado el Plan Director de Restauración y Rehabilitación Integral del Palacio de Carta, acto que también contó los directores generales de Patrimonio y de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias, Arturo Cabrera y Miguel Ángel Clavijo; con el redactor del proyecto, el arquitecto Carlos Pallés, entre otros.

El alcalde ha destacado que el Plan Director permitirá "la rehabilitación integral de un magnífico edificio, una joya y casi un símbolo de la ciudad porque es el único inmueble con fachada totalmente de piedra que sigue en pie en la capital".

Bermúdez ha explicado que el documento presentado hoy, que sobrepasa las 800 páginas, constituye no sólo un compendio de datos históricos, sociales, culturales o arquitectónicos sobre el inmueble, sino también una guía para su protección, conservación, restauración, documentación, investigación o accesibilidad.

El director general de Patrimonio, Arturo Cabrera, adelantó que la próxima semana o a principios de mayo se podrá firmar el acta de cesión del Palacio de Carta desde el Gobierno de Canarias al Ayuntamiento de Santa Cruz, un paso previo y preceptivo para su futuro uso público.

El director general de Patrimonio Histórico del Gobierno de Canarias, por su parte, dijo que el compromiso del Ejecutivo con Santa Cruz es un "muy firme" y "muy sólido", y añadió que poner en valor su historia a través de su patrimonio cultural es "uno de los tesoros más importantes" que tiene la capital, por lo que el Gobierno va a hacer "todo lo necesario" para colaborar con ello.

El concejal de Arturo Cabrera adelantó que la próxima semana o a principios de mayo se podrá firmar el acta de cesión desde el Gobierno de Canarias al Ayuntamiento de Santa Cruz, un paso previo y preceptivo para su futuro uso público.

Carlos Pallés, responsable del estudio arquitectónico que ha redactado el Plan Director, indicó que el Palacio de Carta es "un edificio histórico que reúne los aciertos y desaciertos de Santa Cruz", y agregó que después de 275 años "es momento de devolverlo a la ciudad para que cuente su historia".

El arquitecto explicó los aspectos más importantes del Palacio de Carta y aseguró que, si bien el conjunto no presenta deficiencias graves, sí precisa de actuaciones puntuales que permitan su adecuación como centro de concurrencia pública.

Así, el Plan define cada una de las fases en las que se deberá desarrollar el proyecto de ejecución. La primera fase, que tendrá un coste de unos 200.000 euros, supondrá la intervención del patio central del edificio, que albergará un punto de información turística e histórica, además de reservar un lugar destacado para el cañón Tigre. A este espacio se podrá acceder desde la Plaza de la Candelaria y desde la calle San José y podría abrirse al público este mismo año.

La segunda fase consistirá en la rehabilitación del resto del edificio para que pueda albergar el Museo de Historia. Esta fase costará unos dos millones de euros, puesto que a la ejecución de las obras habrá que añadir el coste del proyecto museográfico. Por ello, desde el Ayuntamiento se solicitará ayuda económica al Gobierno de Canarias y al Cabildo de Tenerife.

UN TESORO DE SANTA CRUZ.

El Palacio de Carta fue construido por el francés Francisco de la Pierre en 1752 por orden del capitán de Infantería y primer alcalde electo de puerto de Santa Cruz de Tenerife, Matías Bernardo Rodríguez Carta. De la Pierre mandó a demoler el antiguo edificio para construir un palacio que sirviera de residencia para su familia que, en aquella época, ejercía una gran actividad comercial y de mecenas, por lo que eran consideradas como una de las más influyentes.

Su construcción, que se prolongó durante 30 años, gira en torno a un patio central, uno de los más monumentales del archipiélago, e incluye tres plantas más un sótano. En él se unen los estilos barroco y neoclásico, este último en la fachada principal que está orientada hacia la plaza de la Candelaria. Elaborada íntegramente de cantería, es la única que conserva la ciudad.

En sus más de tres siglos de historia, este inmueble ha sido sede de la Capitanía General de Canarias, residencia de 19 capitanes generales y sede del Gobierno Civil. El tiempo de mayor esplendor correspondió al mandato del general Ameltler. Durante esa época, se celebraron numerosas reuniones sociales y encuentros de trascendencia histórica como fue la escala realizada por el general Prim durante su viaje a Méjico.

En 1945, y tras años de desuso, fue adquirido por el Banco Español de Crédito, que realizó una completa restauración, hasta su adquisición en 2007 por el Gobierno de Canarias, que pagó por él 5,8 millones de euros. En mayo se llevará a cabo la cesión oficial al Ayuntamiento de Santa Cruz.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies