Rivero: "Canarias tiene que ser capaz de sumar una mayoría social que diga basta a España"

Actualizado 27/04/2013 18:15:09 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha dicho que el nacionalismo canario tiene que estar "convencido" de que es capaz de sumar una "mayoría social" en las islas que "diga basta a España", y ha señalado que hace falta una reforma constitucional donde se garanticen las singularidades de la Comunidad Autónoma.

En la clausura de una convención política nacional de CC, celebrada hoy sábado en Santa Cruz de Tenerife, Paulino Rivero ha indicado que la "crisis territorial" que vive el país comenzó por las "tensiones" que han surgido entre Cataluña y España, que han hecho que "las fichas del tablero político" se estén moviendo hacia una reforma constitucional para reconocer "determinados hechos singulares" de Cataluña y Euskadi.

Paulino Rivero ha manifestado que en estos momentos hay abiertas distintas vías en el ámbito político con la intención de "buscarle el encaje" a Euskadi y Cataluña, un hecho que Canarias "no puede aceptar bajo ningún concepto", dijo.

Ante este escenario, el presidente Rivero ha subrayado que Canarias necesita una reforma constitucional donde se garantice su financiación, sus hecho diferencial y que le permita tener menos dependencia del exterior. Y ha avanzado que solicitará una entrevista en este sentido al presidente Mariano Rajoy "cuando toque".

"No podemos seguir pendientes de qué decisiones se toman en Madrid", insistió Rivero, quien volvió a reclamar que Canarias pueda tener competencias en sus aeropuertos y puertos, comercio exterior y política de costas, ya que las "torpes" decisiones del Gobierno del PP están haciendo un "daño irreparable" a la economía de las islas.

El mandatario canario ha apuntado esta tarea necesita un "compromiso solidario" que tiene que llevar a "no aceptar chantajes de nadie", pues "la gente se da cuenta cuanto nos asustamos", dijo.

Hizo hincapié en que Canarias tiene que ser "valiente" y defender "no con la boca chica" el trabajo para los canarios, la actividad económica que se genera en las islas y el rechazo a actividades que puedan "hipotecar" el futuro del archipiélago --en alusión al petróleo-- porque "llegará un tiempo en el que las decisiones las tomaremos nosotros", recalcó.

Añadió, además, que la mayoría social en Canarias sólo se podrá conseguir "trabajando" y "generando una conciencia" en la sociedad para "la defensa de los intereses de los canarios" y para reclamar "un trato justo y herramientas competenciales para no depender de las decisiones del Gobierno de España".