Rivero insta a los partidos políticos españoles a desarrollar un "gran acuerdo" para hacer frente al paro

Paulino Rivero
CEDIDA
Actualizado 30/01/2013 11:43:17 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha instado a los partidos políticos españoles a desarrollar un "gran acuerdo" entre todos para hacer frente a los altos índices de desempleo que existen en la actualidad, aunque matizó que visto lo ocurrido este miércoles en el Congreso con el "tú más" entre PP y PSOE cuando hablaban de corrupción, "no va a ser fácil".

"En Canarias estamos intentando llegar a un acuerdo [el llamado 'Pacto por Canarias]. Los partidos políticos en el Gobierno regional (CC y PSOE) estamos en un diálogo abierto con el PP, que está en la oposición, pero también con los sindicados y los empresarios", dijo durante una entrevista concedida al programa Los Desayunos de TVE recogida por Europa Press.

Aquí, entendió que España necesita de un gran acuerdo de todos los partidos políticos para hacer frente a la "lacra" del paro, algo que los ciudadanos, dijo, exigen. "Pero --añadió-- por lo que he visto en la sesión de control de hoy (en el Congreso) no va a ser fácil. De la misma manera que hay una invitación al consenso, a dialogar para abordar el desempleo, está la otra vertiente que es el 'tú más' en el ámbito de la corrupción".

Rivero opinó que de este modo es muy difícil que haya un diálogo franco y sincero para que exista un acuerdo entre todas las partes.

Cuestionado sobre qué hay que hacer para combatir el paro, el presidente canario apuntó que "no es fácil" pero que, en cualquier caso, hay que identificar el motivo por las altas tasas de desempleo.

En este sentido, comentó que el origen de esta situación viene dado por un crecimiento "anómalo" de la economía impulsado a mitad de los años 90 por la flexibilización de las leyes sobre el suelo, lo que coincidió con la bajada de los tipos de interés.

"Se produjo ahí una actividad económica frenética que sirvió para que España se pusiera en el octavo puesto del mundo (económicamente) pero fue un crecimiento coyuntural basado en la construcción que cuando se frenara iba a producir lo que está produciendo", afirmó.

El máximo mandatario canario recordó que en apenas 10 años España importó un total de 6 millones de trabajadores, lo que, una vez frenado el sector de la construcción, ha llevado al desempleo a crecer de manera importante. "Este problema --agregó-- que ha ocurrido en la península es trasladable también al archipiélago".