Rivero niega que vaya a crear otro partido y no descarta volver a dar clases

Paulino Rivero
CEDIDA
Publicado 01/03/2015 15:54:44CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, ha negado que vaya a crear otro partido o enrolarse en las filas del PNC o NC, pues, hoy día, no piensa continuar en el primer plano de la política; sin embargo, no descarta volver a las aulas como maestro.

"Volver a la escuela a dar clases es una idea que me ronda por la cabeza. Ejercí el Magisterio, en Ciencias Sociales, y pedí excedencia de alcalde. Mi plaza definitiva la tengo en El Sauzal. Podría ir a pie", asegura en una entrevista a 'Diario de Avisos'.

Paulino Rivero quiere dejar claro que mientras cumpla sus ideales, estará en CC. "Si no, buscaré mi espacio y compromiso en quien abrace los mismos valores que yo". En cualquier caso, niega que vaya a crear otro partido: "Es una leyenda urbana".

También niega que vaya a enrolarse en un PNC emancipado de CC --"no está en mis proyectos ahora mismo"-- o confluir con Nueva Canarias. "No hay nada de eso. Tengo buena relación con Román [Rodríguez] y coincidimos en las demandas de más autogobierno. Uno nunca debe decir de esta agua no beberé. Pero a día de hoy, con toda sinceridad, nada de eso es cierto", afirma el mandatario canario.

Sobre las críticas de Fernando Clavijo a su Gobierno, Rivero considera que dibujan un "escenario inédito", pues "nunca se le había ocurrido a un candidato no aprovechar la labor de su partido en el Gobierno". "Resultan sorprendentes sus opiniones. Creí que provenían de alguien del PP, de Antona, de Australia Navarro o Soria. No daba crédito a que fueran del candidato de CC", comenta.

Rivero desconoce si todo esto restará votos a CC. No obstante, recuerda que seis encuestas en verano daban a CC ganadora con holgura, con un suelo de 21 diputados (los actuales). "Todo lo que suponga bajar de ahí sería un fracaso electoral", advierte.

Tampoco piensa que este episodio abra una brecha entre él y Clavijo. "En absoluto. Tras perder la votación [en la que se eligió candidato], mostré la mejor de mis disposiciones a ayudarle para que CC obtuviera el mejor resultado. Sigue en pie, pero difícilmente puedo estar respaldando en actos públicos a un candidato que cuestiona la gestión del Gobierno", reconoce.

Pese a todo, sí cree que CC va a encarar estas elecciones "con más debilidad que antes". "La clave ha sido los municipios. La suerte del candidato es esa suma. Las divisiones restan". También asegura que seguirá gobernando hasta el final, y apunta: "No voy a hacer lo que me dé la gana, ni voy a permitir que me interfieran desde fuera".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies