Sanidad recomienda no fumar, hacer ejercicio y comer sano para prevenir el riesgo cardiovascular

Actualizado 14/03/2013 18:42:10 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Sanidad del Gobierno del Gobierno de Canarias recomienda, con motivo de la celebración del 'Día Europeo de la Prevención del Riesgo Cardiovascular', seguir hábitos de vida con tres pautas fundamentales: no fumar, hacer ejercicio y comer sano.

En el último tercio del siglo pasado, el conocimiento de los factores de riesgo --tabaco, hipertensión, colesterol y diabetes-- y el mejor manejo terapéutico de la enfermedad coronaria, sobre todo del infarto de miocardio, ha reducido la tasa de mortalidad en un 50 por ciento, lo que ha permitido aumentar en 4 años de media la expectativa de vida en el mundo occidental.

Sin embargo, en la actualidad han aparecido nuevos factores que ponen en peligro estos logros y de nuevo podría aumentar la mortalidad cardiovascular si no se controlan. Estos factores son el envejecimiento de la población, la obesidad y la pobreza.

En España hay 8 millones de personas por encima de los 65 años --18 por ciento de la población--, y se calcula que en el año 2050 será el 35 por ciento, el país más longevo del mundo después de Japón.

La obesidad puede considerarse como una de las epidemias cardiovasculares del siglo XXI --el 18 por ciento de la población infantil española es obesa--, sobre todo en relación con la aparición de diabetes --por cada unidad de incremento del índice de masa corporal, se aumenta un 10 por ciento el riesgo de diabetes--, y esta no sólo se considera un factor de riesgo, sino que es un factor pronóstico.

Y en plena crisis económica, la pobreza genera un problema de primer orden para tener acceso a la obtención de medicamentos y a la información para mejorar el pronóstico de las patologías vasculares, apunta la Consejería.

El jefe del servicio de Cardiología del Hospital Universitario Insular de Gran Canaria, Vicente Nieto, explica que "mejorar los hábitos de vida es el principal mecanismo y el más barato para luchar contra las enfermedades cardiológicas, no fumar, comer frutas y verduras, no engordar y caminar 30 minutos diarios disminuye el riesgo en un 80 por ciento".

En su opinión, "la sociedad actual tiene una influencia perniciosa sobre la salud producida por factores muy variables: el consumismo, los hábitos nocivos, la falta de comunicación, las desigualdades sociales o los intereses económicos".

ENFERMEDADES CARDIOVASCULARES

En esa línea, insiste en que "fomentar los hábitos saludables es indispensable para luchar contra las enfermedades cardiovasculares e inculcarlos en las edades más jóvenes nos permitirá tener una generación más sana".

Además, destaca que en el futuro también deberían aumentar los recursos en personas que ya han padecido un problema cardiovascular --prevención secundaria-- con el fin de prevenir las demencias de origen vascular o la insuficiencia cardiaca que consumen una gran cantidad de fondos económicos.

Nieto explica también que las enfermedades cardiovasculares "no pueden considerarse sólo un problema sanitario, sino que son un problema social que necesita de la implicación del resto de la sociedad".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies