Santa Cruz de Tenerife registra 172 incidentes por el viento que afecta a la capital

Actualizado 04/12/2014 6:21:48 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Nov. (EUROPA PRESS) -

La intensidad de los vientos que se han registrado durante este viernes y la madrugada de este sábado en Santa Cruz de Tenerife ha obligado a la atención de 172 incidencias, casi todas ellas relacionadas con la caída de árboles, vallas publicitarias, cascotes de fachadas.

Según informa el Ayuntamiento también hubo caída de cableado eléctrico, farolas o adornos navideños, así como el desplome de un muro colindante a una obra y el incendio de un camión en la zona de estacionamiento de la fábrica Flex.

Además, la presa de Tahodio ha excedido su capacidad y se han tenido que cerrar los dos carriles que colindan con el mar en la avenida de San Andrés, debido al fuerte oleaje, como consecuencia del fenómeno costero adverso que también afecta a Santa Cruz desde ayer.

Una de las cuestiones más significativas se registró anoche, al ceder un muro de una vivienda situada en la calle Pérez de Rozas, en el Distrito Centro-Ifara, que colinda con una obra.

Hasta el lugar se personaron efectivos de la Policía Local, Protección Civil y Bomberos, que tuvieron que desalojar a tres familias, reubicadas en casa de familiares y amigos. Una de las residentes, de avanzada edad, fue trasladada en ambulancia al Centro Sanitario de Los Gladiolos, para su valoración, antes de su realojo en la vivienda de un familiar.

UN CAMIÓN SUFRIÓ UN INCENDIO

Además, un camión estacionado en los aparcamientos de la fábrica Flex sufrió un incendio, que rápidamente fue sofocado por los Bomberos, sin ocasionar daños personales ni afectar a la nave colindante. En la zona de Bravo Murillo se retiró a tiempo una farola que había cedido a causa del viento, y en la calle La Noria se procedió a hacer lo mismo con un árbol.

Por su parte, el dispositivo de la Policía Local ha tenido que cerrar el tráfico de forma temporal en diferentes vías que se han visto afectadas por la caída de ramas y árboles, como es el caso de la calle Obispo Pérez Cáceres y en un tramo de la Rambla de Santa Cruz. La calle Celia Cruz, en el barrio de Los Llanos, también ha sufrido la caída de cascotes, por lo que tuvo que cerrarse hasta que la finalización de los trabajos preventivos.

Otra incidencia se registra en la presa de Tahodio, que ha visto excedida su capacidad, circunstancia que fue puesta en conocimiento del Consejo Insular de Aguas, con el fin de que se pueda trabajar en la instalación de tuberías y válvulas de alivio.

Asimismo, el Consistorio ha procedido a cerrar, de forma preventiva y temporal, los dos carriles que colindan con el mar en la avenida de San Andrés debido al fuerte oleaje como consecuencia de los fenómenos costeros adversos que también afectan al municipio desde ayer.

También los desprendimientos y las caídas de ramas han afectado a este distrito de Anaga. Además, se ha precintado el acceso a la playa Roque de las Bodegas como medida preventiva ante el fuerte oleaje y posibles deslizamientos de tierra.

Por último, el Ayuntamiento explicó que como cuestión anecdótica de la pasada noche, la Policía Local tuvo que retirar una cabra de la circulación en el barrio de La Salud, que se encontraba desubicada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies