La sentencia del 'caso Kárate' se conocerá este viernes

 

La sentencia del 'caso Kárate' se conocerá este viernes

Actualizado 14/03/2013 14:59:39 CET

La Fiscalía pide 303 años para Torres Baena, 154 para María José González, 146 para Ivonne González y 18 para Juan Luis Benítez.

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sección VI de la Audiencia Provincial de Las Palmas hará pública este viernes la sentencia del 'caso Kárate', que investiga una supuesta trama de abusos sexuales continuados, corrupción de menores y posesión ilícita de armas, un caso que cuenta con 150 testigos, 38 víctimas y a Fernando Torres Baena como principal acusado.

De esta manera, la lectura pública de la sentencia tendrá lugar este 15 de marzo a las 10.00 horas en la Sala del Jurado de la Audiencia Provincial de Las Palmas.

El juicio del 'caso Kárate' se inició el 3 de mayo de 2012 y se prolongó hasta el pasado mes de diciembre. Durante este tiempo, numerosos testigos aseguraron haber sufrido abusos sexuales siendo menores de edad por parte de los acusados.

Con todo, la Fiscalía solicita un total de 303 años de prisión para Fernando Torres Baena, 154 para María José González, 146 para Ivonne González y 18 para Juan Luis Benítez, mientras que las defensas piden la libre absolución de los acusados.

Durante la primera jornada del juicio, los cuatro acusados negaron haber abusado sobre los que por entonces fueron sus alumnos en una escuela de artes marciales de Torres Baena en Las Palmas de Gran Canaria y en el chalet que éste tenía en Vargas.

TORRES BAENA CREE QUE EL SUMARIO "NO TIENE NI PIES NI CABEZA"

Aquí, el principal acusado del caso, que negó haber mantenido relaciones sexuales con los casi 40 testigos sobre los que se le cuestionó durante el juicio, afirmó que, tras estudiar el sumario, "no tiene ni pies ni cabeza".

Aseguró asimismo que se enteró de las acusaciones de haber mantenido relaciones sexuales con sus alumnos cuando le interrogó el juez. "Yo me entero de las relaciones sexuales cuando leo el sumario y me interroga el juez", dijo en el transcurso del juicio.

También indicó que nunca ha incitado a nadie a tener relaciones sexuales y vio injustas las acusaciones en su contra. "Desde el primer momento --declaró en la sesión del pasado 17 de mayo-- he dicho que en mi vida he animado ni incitado a nadie a tener relaciones sexuales. Nunca lo he hecho y es injusto lo que se dice de mí".

La Fiscalía pide para Torres Baena un total de 303 años de cárcel por 36 delitos de abuso sexual y 13 de corrupción de menores.

UNA CHICA SACÓ A LA LUZ LOS SUPUESTOS ABUSOS EN 2010

Mientras, el profesor de la primera denunciante en el 'caso Kárate' comentó que su alumna le confesó lo que ocurría y le dijo que el gimnasio de Torres Baena era una "especie de secta".

En este sentido, el caso comenzó en 2010 a raíz de las palabras de la joven, que le relató a su profesor los supuestos abusos sexuales que tenían lugar en el gimnasio de artes marciales en la capital de la isla y en el chalet que de la zona de Vargas.

Las palabras de la chica llevaron a una investigación policial que conllevó la detención del propio Torres Baena; su mujer, María José González; y los monitores Ivonne González y Juan Luis Benítez.

IVONNE GONZÁLEZ, EN LIBERTAD PROVISIONAL DESDE EL 13 DE SEPTIEMBRE

Tras un parón en el juicio por las fechas veraniegas, el pasado 13 de septiembre, el juez de la Sección Sexta de la Audiencia Provincial de Las Palmas, Emilio Moya, informó de que la sala había decidido adoptar la puesta en libertad provisional de la tercera acusada del caso, Ivonne González, en prisión provisional desde 2010.

Por su parte, el juicio continuó con el relato de numerosos testigos y supuestas víctimas. En el caso de estos último, muchos de ellos coincidían en contar relatos similares.

Así, las testigo 58 señaló que perdido la virginidad con Fernando Torres Baena cuando tenía 13 años; mientras, la testigo 71 dijo que el principal acusado comentó que si se descubría su "filosofía de vida" y lo que ocurría en el gimnasio y el chalet de Vargas, se iría a África y montaría allí "todo igual".

Por el contrario, la ex mujer de Torres Baena lo ha definido como una persona con un poder seductor "increíble" y "muy inteligente". Aseguró que "todos se enamoraban de él", afirmando que "nunca" vio que se forzara "a nadie para que se acostaran con él".

'LOS ELEGIDOS'

En la sesión del 22 de octubre, los testigos 65, 66 y 67, inspector jefe y miembros del Servicio de Atención a las Familias (SAF) de la Policía Judicial, respectivamente, afirmaron que se podía apreciar un patrón físico de belleza en el grupo de los 'elegidos' [aquellos alumnos que acudían al chalet de Vargas y gozaban de ciertos privilegios por parte de los imputados].

De esta manera, el inspector jefe del SAF explicó que los jóvenes compartían ciertas características físicas y que destacaban por su belleza, agregando que en el caso de las chicas, solían ser delgadas y no muy desarrolladas.

En el mismo sentido se manifestó la testigo 67, quien apuntó que en el grupo de los 'elegidos' todos eran muy parecidos y que no había ninguno que se pudiera considerar feo.

Los tres miembros de este servicio expusieron que durante las declaraciones de las supuestas víctimas notaron un cierto temor o miedo generalizado al principal imputado, Fernando Torres Baena, y a su reacción por las declaraciones. "Era constante el miedo generalizado a Torres Baena", dijo el inspector jefe.

Aquí, la testigo 66, inspectora del SAF, señaló que la mayoría de ellos tenían "temor, odio y miedo" a posibles represalias.

EL "AGRESOR PERFECTO"

Finalmente, en la última jornada del juicio oral --4 de diciembre-- los peritos de la acusación, psicólogos y expertos en casos de abusos sexuales, Vicente Garrido y Lorena Morales, manifestaron que Torres Baena era el "agresor perfecto".

Garrido explicó que "es muy difícil encontrar unos relatos más verídicos" por parte de las declaraciones de los testigos y describió al principal acusado como "alguien con prestigio, figura deportiva y moral de un pueblo" que, resaltó, contaba con la confianza de los padres de los niños que acudían a su gimnasio.

"Se creía superior y era extraordinaria la paciencia que ponía en conseguir la sumisión de los niños. Se tomaba la seducción como algo personal y la insistencia que ponía implicaba hasta qué punto estaba comprometido con su misión corruptiva", relató para matizar, al igual que Morales, que Torres Baena ejercía el rol de padre, amante y maestro karateca en toda la presunta trama.

Asimismo, Garrido señaló que el objetivo de la supuesta trama de corrupción de menores era tener influencia sobre las presuntas víctimas para que tuvieran al principal acusado como "referente del amor".

HACÍA CREER A LOS MENORES QUE ÉL ERA SU "AUTÉNTICA FAMILIA"

Agregó que Torres Baena era el "padre espiritual" y que se basaba en la idea de que la "auténtica familia" del menor eran los que formaban parte del gimnasio y el chalet de Vargas y no la familia biológica.

También apuntó que existía un fenómeno de manipulación y que en aquel entorno "el grupo lo era todo", por lo que si el menor no participaba era un "excluido".

Finalmente, con este testimonio concluyó la prueba pericial y todas las partes elevaron a definitivas sus conclusiones. A partir de ese momento, han pasado tres meses en los que los jueces han deliberado sobre el resultado de la sentencia, que se hará pública este viernes.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies