El SEPRONA denuncia a una empresa de Lanzarote por un vertido incontrolado en el litoral de la isla

Vertido denunciado por el Seprona
CEDIDO POR GUARDIA CIVIL
Publicado 08/07/2015 12:07:13CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil ha procedido a denunciar administrativamente a una empresa de Lanzarote por el vertido incontrolado de unos 100 litros de agua mezclada con aceite vegetal y desengrasante en el litoral de la isla conejera.

Según informa la Benemérita, la actuación comenzó por un aviso de un ciudadano que se hallaba en el litoral de Las Caletas (municipio de Teguise) sobre una mancha de lo que parecía ser algún tipo de elemento químico en la costa durante el pasado 5 de julio.

En este instante, los componentes del SEPRONA acudieron a la zona y localizaron el vertido, apreciando como el mismo tenía su origen en la sede de una factoría cercana.

LEY SOBRE RESIDUOS EN CANARIAS

Ante la comisión de una infracción a la Ley 1/1999, sobre Residuos en Canarias, los agentes se pusieron en contacto con los responsables de la citada empresa, comunicándoles la correspondiente denuncia por una infracción al artículo 12.1 de la mencionada ley, por la prohibición y prevención de deposito incontrolado y que será remitida, para su posterior tramitación a la Agencia de Protección del Medio Urbano y Natural del Gobierno de Canarias para su sanción.

Por su parte, en base a la citada legislación, y más concretamente lo especificado en el artículo 18 de la referida ley y referente a la minimización de residuos y de su peligrosidad, las personas o entidades que produzcan residuos están obligados a aplicar la tecnología necesaria para favorecer la prevención en la generación de residuos y facilitar tanto su reutilización como su eliminación de la forma menos perjudicial posible, para la salud humana y el medio ambiente.

Finalmente, las infracciones previstas en esta Ley podrán dar lugar a la imposición de sanciones que pueden conllevar multas que oscilan desde los 3.000 a los 300.000 euros dependiendo de la gravedad del daño.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies