El Servicio de Inspección Pesquera de Canarias incauta 83 kilos de pescado y 900 pepinos de mar de pesca ilegal

Pepinos de mar y pescado incautado
CEDIDA POR EL GOBIERNO DE CANARIAS
Publicado 03/05/2017 12:58:07CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 3 May. (EUROPA PRESS) -

Agentes del Servicio de Inspección Pesquera del Gobierno de Canarias han denunciado a tres embarcaciones recreativas por la práctica de pesca submarina en zonas no permitidas, la captura de especies prohibidas y la tenencia de otras de talla antirreglamentaria, incautándose así en Gran Canaria 83 kilos de pescado y 900 pepinos de mar.

En concreto, la incautación de este material ha sido fruto de tres actuaciones realizadas en los puertos de Mogán, Agaete y La Aldea de San Nicolás donde los inspectores incautaron un total de 83 kilos de pescado (meros, abades, viejas, sargos breados, jureles, cabrillas y verrugatos), que fueron entregados a centros benéficos.

Al respecto, exponen que algunos de los meros no llegaban a la talla reglamentaria de 45 centímetros que establece la Ley y se encontraron especies cuya captura está prohibida como la corvina negra (Sciaena umbra), según informó el Gobierno de Canarias en nota de prensa.

Además, en una inspección realizada en un restaurante en Las Palmas de Gran Canaria, los agentes incautaron 900 pepinos de mar capturados sin autorización, que se hallaban deshidratados en varias bolsas en un congelador del establecimiento. Este invertebrado juega un papel "muy importante" en el equilibrio ecológico de los fondos marinos "al ser una pieza clave" del reciclado de nutrientes y la oxigenación de los mismos, por lo que su eliminación tiene consecuencias negativas en los ecosistemas costeros.

La Dirección general de Pesca del Gobierno canario indica que actualmente sus poblaciones están siendo diezmadas por la pesca ilegal porque son "muy apreciados por sus supuestas propiedades afrodisíacas y su creciente uso en la gastronomía de países asiáticos, llegando a alcanzar un precio elevado". Los pepinos de mar se exportan a estos países, deshidratados, ya que de este modo no presentan problemas de conservación y son "más fáciles" de camuflar entre otras mercancías.

Finalmente, el director de Pesca del Gobierno de Canarias, Orlando Umpiérrez, señaló que todas estas infracciones son consideradas por la Ley de Pesca de Canarias como graves, pudiendo suponer multas de hasta 60.000 euros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies