S.Más de 22.000 de personas se san cita en La Pasión de Adeje (Tenerife)

La Pasión De Adeje.
EP
Actualizado 02/04/2010 19:04:19 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los adejeros y adejeras, repitieron este año, una de las apuestas socio-culturales más importantes del municipio, La Pasión de Adeje, puesta en escena que este año ha logrado un record de participación ciudadana, con más de 350 colaboradores procedentes de diferentes partes de Tenerife, con más de 22.000 espectadores, según informó el Ayuntamiento en un comunicado.

El alcalde de Adeje, José Miguel Rodríguez Fraga destacó que "la representación de la Pasión y Muerte de Jesús es un acontecimiento que nos define porque se entronca en nuestra propia identidad, es uno de los días más bonitos, si se quiere, porque posee una magia muy especial y además porque forma parte de nuestras raíces, de nuestra historia, y como ya se ha podido apreciar, se vive con mucha intensidad".

Seguidamente matizó, "hoy hemos visto hoy una Calle Grande llena de gente de diferentes latitudes y procedencias y creo que ha sido un momento estupendo, y estoy seguro que hemos llevado a cabo una representación magnífica porque tenemos un equipo bastante consolidado sobre todo porque hemos trabajando muy intensamente para llevar a cabo la expresión máxima de las adejeras y los adejeros del drama sacro".

El alcalde agregó que la representación de La Pasión de Adeje se inició en el año 1999, y desde entonces, cada año, se han ido incorporando diferentes elementos que han hecho de la Pasión adejera un referente cultural en el historia del municipio.

La representación de La Pasión, que tuvo lugar en la Calle Grande de Adeje desde las 12.00 horas, tuvo una duración de hora y media.

ENTRADA EN JERUSALÉN

Entre los aspectos a resaltar de esta Pasión adejera está, agrega la Corporación, el protagonismo que cobró la escena de la entrada del pueblo en Jerusalén en el cual se recreó un pequeño mercado en el que los participantes que encarnan al pueblo interactuaron entre sí. Otra de las novedades fue la entrada mesiánica de Jesús a Jerusalén, la cual fue un poco más larga de lo habitual.

La escena del Sanedrín se desarrolló en un ambiente más privado, la atención se focalizó principalmente en los sanedrines. La última cena también incorporó cambios ya que en ella Jesús llegó acompañado de niños y niñas quienes en esta edición han cobrado mayor protagonismo dado su nivel de participación.

También en la primera escena de la pasión hubo alteraciones, y es que tuvo lugar un 'flash back' (regreso en el tiempo) en la cual el personaje se apreció a un San Juan anciano que escribía y narraba parte de la historia en su evangelio.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies