Subdelegación del Gobierno en Las Palmas busca impulsar acuerdos con los municipios para reducir accidentes de tráfico

Publicado 09/04/2014 16:47:30CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El subdelegado del Gobierno en Las Palmas, Luis Molina, ha participado junto a la jefa provincial de Tráfico de Las Palmas, Eva Canitrot, en una reunión con representantes de los municipios de Gran Canaria para impulsar convenios de colaboración promovidos por la Dirección General de Trafico para reducir la siniestralidad vial en las vías urbanas.

Estos acuerdos se basan en que las cifras de víctimas mortales en vías urbanas "son mejorables", por lo que se busca poner en marcha nuevas actuaciones, así como mecanismos de coordinación y potenciación de las acciones de mejora de la movilidad. Para ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) ha previsto un calendario de intervenciones que se iniciaron el 10 de enero con las reuniones con los representantes de municipales.

Al respecto, Molina consideró "muy positiva" esta reunión, ya que se trata de "un primer paso" para formalizar los acuerdos necesarios entre la DGT y los distintos municipios de la isla de Gran Canaria para trabajar conjuntamente en la reducción de la siniestralidad vial, así como aumentar de esta manera la seguridad.

En este sentido, se remite a las informaciones de la DGT en los últimos días, en las que indica que "España cumple varios de los objetivos europeos de reducción de los fallecidos por accidente de tráfico marcados en el Plan Estratégico de Seguridad Vial para los años 2001-2020", según informó la Delegación del Gobierno en Canarias.

Al respecto, indicó que de los trece indicadores establecidos para objetivar la reducción de la siniestralidad vial, "dos de ellos se lograron en 2012, adelantándose ocho años a la fecha prevista, lográndose reducir un 25 por ciento de conductores de 18 a 24 años fallecidos y heridos graves en fin de semana y un 20 por ciento menos de fallecidos y heridos graves usuarios de motocicletas".

Añaden que los objetivos más próximos a alcanzar son la reducción del 30 por ciento de los fallecidos por salida de vía en carretera convencional y el indicador de la tasa de fallecidos por millón de habitantes, entre otros.

Por contra, los indicadores menos próximos a alcanzar los objetivos según cifras de 2012 son los que hacen referencia a los cero fallecidos sin sistema de retención infantil, la reducción de los conductores fallecidos de más de 64 años y el aumento del número de ciclistas sin que aumente la tasa de mortalidad entre ellos.

Por ello para avanzar en esta línea el 20 de marzo se aprobó en el Congreso de los Diputados la nueva reforma de la Ley de Seguridad Vial, que entrará en vigor el 21 de abril de 2014 y donde se introducen novedades, tales como en tolerancia cero con alcohol, drogas y medicamentos en dosis no terapéuticas; en movilidad segura y sostenible; en los sistemas de información; o en cobertura poblacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies