Tenerife busca consolidarse como destino líder gastronómico con una nueva estrategia

Publicado 29/01/2018 12:41:20CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Museo de la Naturaleza y el Hombre (MNH) ha acogido hoy lunes la presentación del Plan Director de Gastronomía y Turismo de Tenerife para el periodo 2018-2020, que pretende la mejora de la competitividad de la cadena de valor de la gastronomía o su consolidación como atractivo turístico en los mercados emisores de los casi seis millones de visitantes que pasan sus vacaciones en la isla.

El acto ha contado con la presencia del presidente del Cabildo, Carlos Alonso; el consejero de Turismo, Alberto Bernabé; el consejero de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, así como restauradores, representantes de los consejos reguladores, viticultores, cocineros, periodistas especializados, representantes municipales, entre otros.

Carlos Alonso explicó que el Plan Director ha sido elaborado tras un proceso de participación que ha contado con la implicación de un centenar de actores gastronómicos y turísticos de Tenerife, entre ellos Promotur, Ashotel y la Universidad de La Laguna, empresas asociadas a Turismo de Tenerife, restauradores, periodistas gastronómicos, entre otros; un trabajo colectivo que, según Alonso, ha dado lugar a un plan "dinámico".

El presidente insular recordó que Tenerife fue el primer territorio en crear una estrategia para mejorar el sector gastronómico. En este sentido, indicó que la gastronomía y su relevancia como atractivo turístico son la clave que ha llevado al Cabildo a elaborar este nuevo plan, que supone una continuación de las acciones que la Corporación insular ha venido desarrollando en este ámbito en los últimos años, a las que se quiere dar un nuevo impulso siendo "innovadores".

Alonso destacó, además, que se trata de una estrategia que quiere volver a demostrar la fortaleza de la isla como destino turístico en el ámbito de la gastronomía, que se ha convertido en un elemento indispensable para conocer la cultura y el modo de vida de un territorio. Encarna valores que se asocian a las nuevas tendencias en el turismo, como son el respeto a la cultura y tradición, la vida saludable, la autenticidad, la sostenibilidad o las experiencias que aporta.

Además, representa una oportunidad para dinamizar y diversificar el turismo, impulsa el desarrollo económico local e implica a sectores profesionales diferentes, desde el agricultor a los cocineros, pasando por quienes ofrecen sus productos en los mercados.

En este sentido, apuntó que el Plan bebe de las tendencias del turismo gastronómico y busca poner en valor el producto local y el trabajo de los productores. Al mismo tiempo, también desarrolla un elemento importante como el producto turístico. "Así, lo que queremos con este plan es que en el ámbito de la gastronomía tengamos un producto turístico claro y que genere valor", comentó Alonso.

Sobre esos pilares se asienta el Plan Director de Gastronomía y Turismo de la isla para los dos próximos años, elaborado tras un proceso de participación que ha contado con la implicación de un centenar de actores gastronómicos y turísticos de Tenerife, entre ellos Promotur, Ashotel y la Universidad de La Laguna, empresas asociadas a Turismo de Tenerife, restauradores, periodistas gastronómicos, entre otros.

Uno de los objetivos clave que se plasman en el documento es la gestión compartida de la gastronomía insular, reflejada en su mismo proceso de elaboración, aunque se incluyen otros de igual relevancia, como son la promoción del conocimiento y consumo del producto local y del 'know-how' culinario de la isla o la potenciación del desarrollo de productos de turismo gastronómico.

SEIS LÍNEAS PRINCIPALES DE TRABAJO.

Como expresión de los objetivos del Plan, el consejero insular de Turismo, Alberto Bernabé, y el de Agricultura, Ganadería y Pesca, Jesús Morales, fueron los encargados de explicar las líneas de trabajo a desplegar, que incluyen seis grandes apartados. A este respecto, Bernabé destacó que se trata de acciones para mejorar la competitividad del sector y consolidar su atractivo entre los casis seis millones de viajeros anuales que recibe a la isla, a los que se les sirven 84 millones de comidas y cenas a lo largo del año, lo que supone una oportunidad para que conozcan el producto local.

En el primero de los apartados sobresale el impulso a la declaración de la gastronomía de las Islas Canarias como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad, la elaboración del Manifiesto de la Nueva Cocina de Tenerife, la creación de la etiqueta Tenerife Food Label, una Memoria del Sabor de Tenerife o la designación de 'embajadores' de la gastronomía de la isla.

Otra de las líneas de trabajo pasa por el impulso del conocimiento, la formación y el I+D+i en el sector. Así, contempla la creación de un espacio común que aúne los avances gastronómicos en la isla, la elaboración de una cartografía de la gastronomía de Tenerife, un centro de documentación sobre la cocina tinerfeña o un sistema de formación superior en este ámbito.

El tercer grupo de acciones relacionadas con la competitividad prevén la creación de un clúster de la gastronomía de Tenerife, así como de planes de competitividad y de transferencia de I+D+i a la cadena de valor gastronómica de la isla.

La promoción de productos de turismo gastronómico (como rutas turísticas del vino de Tenerife, un plan de desarrollo de la pesca de turismo o planes de dinamización de mercados de abastos y lonjas, entre otras iniciativas); la elaboración de un plan de marketing y comunicación y el desarrollo de un nuevo plan de gobernanza para el turismo y la gastronomía en la isla completan las líneas de trabajo incluidas en el Plan Director.