Los trabajos de remoción en el puerto de Gran Tarajal (Fuerteventura) tendrán un plazo máximo de ejecución de 70 días

Publicado 07/03/2018 22:38:36CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de Puertos Canarios, Manuel Ortega, ha explicado este miércoles que se ha invitado a tres empresas a presentar una oferta para la ejecución de los trabajos de remoción de todos los restos, embarcaciones y maquinaria del puerto de Gran Tarajal y, en base al plan de trabajo elaborado, se ha establecido un plazo máximo de ejecución de 70 días.

Las ofertas serán entregadas este jueves y se espera que el viernes se pueda tomar una decisión y dar comienzo así cuanto antes a las tareas, según se ha puesto de manifiesto en la última reunión del Comité Asesor del Plan Específico de Contingencia por Contaminación Marina Accidental (PECMAR).

El director general de Puertos Canarios, que ha señalado que el contrato incluye la correcta gestión de todos los residuos, ha adelantado que la empresa consignataria ha dado su permiso para trasladar los restos no reutilizables a la planta del Complejo Ambiental de Zurita.

Finalizada la fase de contención, se sigue desarrollando la fase de extracción de todos los contaminantes, hidrocarburos, principalmente, y que Puertos Canarios ha contratado a una empresa especializada que continuará con estos trabajos, para los que se ha fijado un plazo máximo de 20 días más.

La vicepresidenta Blanca Pérez, por su parte, ha indicado que este miércoles se ha seguido limpiando algunas manchas de aceite aparecidas con el movimiento de la maquinaria sumergida, si bien, por la mañana, el ritmo de los trabajos se vio frenado por el oleaje. En total, se recuperaron 200 litros de gasoil acumulados en la campana que cubre la única embarcación hundida que presenta filtraciones. Esta cantidad, acumulada en un plazo de 24 horas, es mucho menor de la esperada, según ha señalado la viceconsejera.

Los representantes de Salvamar indicaron que se mantienen los vuelos diarios de vigilancia del avión SASEMAR y que también se mantiene, por ahora, el personal de la base estratégica que se encarga de la colocación de las barreras flotantes de contención.

Asimismo, se ha confirmado que los valores detectados por la unidad móvil de medición de la calidad del aire siguen por debajo de los límites establecidos.