Trib.-Condenan a un año de cárcel a los dos acusados por la muerte de un joven en el Centro de Menores La Montañeta

Publicado 25/06/2015 14:00:46CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Lo Penal Número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha condenado a "un año menos un día" al ex jefe del servicio de Ejecución de Medidas Judiciales a menores del Gobierno de Canarias, J.J.C.E.; y al empleado de Securitas, J.T.G.S. como responsables de un delito de homicidio por imprudencia grave del joven Jordi Brito en el Centro de Menores de La Montañeta (Gran Canaria).

Según informa el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), el chico, de 18 años, murió el 24 de abril de 2007 al asfixiarse en la celda de aislamiento en la que se encontraba tras iniciar un fuego en el interior de la misma.

Por su parte, los acusados han sido condenados también a inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, e inhabilitación especial para el ejercicio de profesión, oficio o cargo por tiempo de dos años.

La Sala consideró probado durante el juicio celebrado este mes que el 24 de abril de 2007, sobre las 15.15 horas, Brito estaba en la habitación nº 3 del módulo 4 cumpliendo una sanción desde el día 20 de abril de 2007, y que con un mechero prendió fuego en el habitáculo.

En este sentido, pese a incendio no saltaron las alarmas ni se detectó el humo por el detector que había en la habitación, de modo que el fuego se prolongó durante un tiempo hasta que el humo empezó a salir por una ventana que daba al patio y se dio cuenta personal del centro.

Justo en ese momento se dio la alarma 'Código Negro' y tanto personal de vigilancia como del propio Centro trataron durante un tiempo abrir la puerta de la habitación de Jordi, sin resultado, empleando la llave, mediante golpes con un extintor y por último con una pata de cabra que fue traída desde otro módulo.

Transcurridos unos ocho minutos desde que se había detectado el incendio, consiguieron abrir la puerta y sacar al joven que se encontraba ya en parada cardiorespiratoria, falleciendo sobre las 21.30 horas en el Hospital Insular, siendo la causa inmediata de la muerte anoxia cerebral.

LOS DETECTORES DE HUMO NO FUNCIONABAN

Por su parte, se consideró probado que el mismo día 24 de abril se envió un informe a J.T.G.S. en el que se indicaba que "los detectores de humo del módulo 4 y los que corresponden a los módulos 1,2 y zona denominada de observación con sus correspondientes centrales de alarmas, no funcionan, ni lo hicieron durante los conatos de incendios de los días 6/4/07 en el módulo 4 y 22/4/07 en zona de observación".

"En ningún caso se tomaron por J.J.C.E. y J.T.G.S. las medidas necesarias para solucionar de forma urgente los problemas que de forma reiterada y desde hacía meses habían sido denunciados por parte del director y subdirector del CEMJ La Montañeta, con el consiguiente peligro para los trabajadores y menores internos".