La Fiscalía de Las Palmas archiva la investigación sobre el vertido de fuel de Disa en playa Las Gaviotas en 2007

Actualizado 13/10/2008 14:31:52 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de Las Palmas ha decidido archivar las diligencias de investigación incoadas sobre el vertido de fuel protagonizado por la empresa Disa en la playa de Las Gaviotas en octubre de 2007, en el término municipal de Las Palmas de Gran Canaria, según informó hoy la Fiscalía Provincial en un comunicado.

El texto de la Fiscalía justifica el archivo en que "a pesar del dato indudable del vertido provocado por una rotura parcial de la tubería, y a pesar igualmente de que la empresa Disa podría haber cometido varias irregularidades administrativas, el Código Penal exige en estos casos que se pudiera derivar un riesgo de perjuicio grave para el equilibrio del ecosistema de la zona, lo que ha sido expresamente descartado por los informes técnicos oficiales practicados a instancias de la Fiscalía".

El citado vertido tuvo lugar hace aproximadamente un año, 14 de octubre de 2007, en la Playa de las Gaviotas procedente de una tubería de la empresa Disa que suministraba combustible a la central térmica de Unelco ubicada en las inmediaciones de la citada zona, entre Jinámar y Piedra Santa.

Los informes que maneja la fiscalía concluyeron que "no ha habido destrucción o afección negativa de las especies amenazadas o de interés especial que justificaron la protección de la zona" ni "afecciones en el medio marino de la zona". Además, "no se han detectado afecciones negativas relevantes sobre las especies de avifauna de la zona".

Por contrario, si se ha detectado "afectación del hábitat potencial de desarrollo de la Lotus Kunkelii, pero una proporción mínima del 5,37 por ciento, y en una zona muy alterada con un estado de conservación muy deficiente", aunque concluye que "dadas las condiciones en las que se produjo el vertido y el alcance del mismo, éste no ha comprometido ni ha tenido una especial trascendencia en la supervivencia y mantenimiento de las especies y hábitats objeto de estas diligencias".

La Fiscalía provincial dice que "el informe remitido por la Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias no deja lugar a dudas: la entidad Disa ha incumplido la normativa sobre modificaciones y/o ampliaciones de la conducción, no autorizadas; ni ha acreditado haber realizado las revisiones periódicas establecidas en la normativa industrial vigente; al margen de que no dio cuenta inmediata del accidente a las autoridades competentes. Por todo ello, le fue incoado el oportuno expediente administrativo sancionador por sendas infracciones muy graves y otra leve, con propuestas de sanción de 6 millones de euros y 150.000 euros, respectivamente".

LA CAUSA DE LA RUPTURA FUE LA CORROSIÓN

Así, la propia entidad ha aportado un informe técnico de investigación de causas elaborado en el mes de diciembre de 2007 por la entidad ITSEMAP (del grupo Mapfre), en el que se concluye que la causa de la rotura de la tubería es "un elevado grado de corrosión de la misma en el punto concreto de ruptura, que no soportó la presión habitual de conducción del fuel". También señala que en el año 2002 se localizó una disminución de espesor de la tubería en el punto concreto objeto de ruptura, aunque seguidamente indica que "las pautas normales de evolución de la corrosión no permitían prevenir un evento como el que finalmente se produjo (cuestión que, en su caso, tendría que ser objeto de una pericial de contraste)".

De esta forma, la Fiscalía aseguró que "en el presente caso faltan por acreditar algunos elementos esenciales para entender cometida la infracción penal medioambiental denunciada" por la asociación Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies