Matos denuncia su "linchamiento público" y pide que no se meta a "todos los políticos en el mismo saco"

Actualizado 09/04/2008 14:37:06 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Santa Lucía de Tirajana, Silverio Matos, imputado por presunta prevaricación y abuso en el ejercicio de sus funciones dentro de la 'Operación Palmera', denunció hoy su "linchamiento público" a pesar de que la investigación está bajo secreto de sumario.

"En política no todo vale y todos los políticos no somos iguales, lo que interesa es la buena gestión y el servicio a los ciudadanos, por eso reclamo que la vida política y pública también tenga su dignidad y no se nos meta a todos en el mismo saco", declaró en el programa El Drago de la Cadena Ser el también presidente de Nueva Canarias en el municipio grancanario.

Matos resaltó que "lo único" que ha hecho es comparecer en el Juzgado de Instrucción y Primera Instancia número 4 de San Bartolomé de Tirajana, así como recordó que ha ratificado una querella por falso testimonio y calumnias contra el denunciante de la citada operación, el ex concejal Rufino Pérez, del partido Centro Ansite.

El primer edil destacó que Pérez presentó su denuncia en "plena campaña electoral", algo que "tiene sus riesgos" y, si no se prueba "que cada uno apechugue con su responsabilidad".

Tachó de "muy grave" que la denuncia se interpusiera durante la campaña de los pasados comicios, algo que "está tipificado con cárcel".

A su entender, esto "no es un ataque" hacia él, sino "al buen nombre de Santa Lucía que nos ha costado a todos tanto tiempo y esfuerzo y no puede venir cualquier persona y acusar y quedarse tan pancho".

"RESPONSABLES" DE LAS FILTRACIONES.

Considera que "una acusación tiene que tener una confirmación", al tiempo que mostró su extrañeza porque, a pesar de que las actuaciones judiciales están bajo secreto de sumario, "ya está en todos lados".

En este sentido, destacó que "se entiende que no se puede filtrar absolutamente nada", por lo que "aquí tiene que haber un responsable empezando por el juez, por la secretaria del juzgado y por el Tribunal Superior de Justicia de Canarias y alguien tendrá que hacerse responsable de este tipo de filtraciones".

"A mí ya hoy se me está condenando y lo único que he hecho es ir a contestar a una serie de preguntas que me hace su señoría", aseveró el dirigente nacionalista.

Matos, que eludió revelar "absolutamente nada" de su declaración ayer ante el juez, indicó que "hay una serie de incongruencias y falsas afirmaciones". Así, insistió en que el Ayuntamiento no ha habido registro, sino que ha acudido la policía judicial y la secretaria del juzgado y la institución local les facilitó los expedientes solicitados, en torno a la cual gira la investigación.

El primer edil reconoció que "es posible que a lo mejor se tenga un informe en el que falte algún tema administrativo", pero "no ha habido absolutamente ninguna anomalía a nivel del concurso eólico, en el que el Ayuntamiento quiso participar porque no podemos dejar pasar ninguna oportunidad de obtener beneficios" para el municipio, aseveró.

Recordó que cuando se convocó el concurso eólico en el año 2004, "mucha gente" acudió a "hablar" con el Ayuntamiento y éste firmó "un convenio con aquellos propietarios que lindan" con los terrenos municipales y no se pudo "firmar con otros".

"LA CONCIENCIA TRANQUILA".

El líder de NC local aseguró tener "la conciencia tranquila, se ha hecho una buena gestión y esos casos de (presunta) corrupción y de prevaricación tendrán que probarlo y tendrá que ser un juez quien dictamine si ha habido o no".

Admitió que no tiene "ningún temor" porque su gestión ha sido "transparente" y mostró su preocupación porque "alguien sea capaz de manchar el buen nombre de Santa Lucía y de distorisionar y de empañar la buena gestión que se ha hecho".

Ante la probabilidad de que la policía nacional le haya pinchado su teléfono aseguró que no le preocupa "en absoluto" ni le "quita el sueño".