La Universidad de La Laguna (Tenerife) solicita una nueva patente para la calibración de instrumentos

Actualizado 29/12/2009 18:44:45 CET

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 29 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de La Laguna (ULL), en colaboración con el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), a través de sus respectivas oficinas de Transferencia de Resultados de Investigación, ha solicitado una nueva patente de un sistema de calibración de longitudes de onda que abarcan el infrarrojo cercano, según informó hoy la institución académica en una nota.

La espectroscopía en la región del infrarrojo cercano se ha mostrado como un poderoso instrumento analítico para la caracterización de productos de variado origen como productos agrícolas, alimentarios, derivados del petróleo, productos farmacéuticos o determinación de contaminantes. Tiene también esta espectroscopía una gran aplicación en astronomía.

Investigadores del departamento de Química Inorgánica de la ULL y del IAC han colaborado para proponer un sistema que utiliza una mezcla de gases cuyo espectro abarca el infrarrojo cercano desde los 800-2.500 nanómetros, el cual tiene la ventaja de cubrir un mayor número de líneas en el citado intervalo, por lo que permite un calibrado de mayor precisión y presenta estabilidad química. Cualquier empresa interesada en explotar comercialmente esta tecnología puede contactar con la OTRI de la ULL o del IAC.

Con esta solicitud, la Universidad de La Laguna vuelve a alcanzar la media nacional de solicitudes de peticiones universitarias. La conciencia por parte de los investigadores de los diferentes centros públicos a la hora de proteger sus resultados de investigación como práctica indispensable para la realización de una correcta transferencia está creciendo, y por ello, el número de patentes presentadas por la ULL mantiene una trayectoria ascendente en los últimos años.

El conjunto de informes de patentabilidad producto de las comunicaciones de invenciones recibidas en la OTRI ha ascendido a 16 en el 2009, de los cuales se han considerado susceptibles de protección un total de siete tecnologías. Por otro lado, las manifestaciones de interés por parte de empresas en explotar la tecnología protegida y desarrollada en la ULL comienzan a ser significativas.

Finalmente, desde la oficina se insiste en la compatibilidad de publicar los resultados de investigación con patentar los mismos, ya que mientras se elabora la patente también se puede trabajar en la publicación o viceversa.