El vertido provocado por el accidente de Naviera Armas se evaporará en quince o veinte horas

 

El vertido provocado por el accidente de Naviera Armas se evaporará en quince o veinte horas

Mancha de gasoil
CABILDO DE GC
Rueda de prensa Mancha de gasoil Visita a la zona del impacto
Publicado 22/04/2017 17:09:34CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El vertido de gasoil provocado por el accidente de un ferry de Naviera Armas, ocurrido en la tarde noche de ayer viernes, se evaporará en quince o veinte horas gracias a la acción mecánica de tres embarcaciones de Salvamento Marítimo, dado que se trata de un combustible muy volátil y cuyo grosor es de apenas un milímetro. También se ha descartado que se acerque a la costa y tampoco ha afectado a las desaladoras de Telde y Las Palmas de Gran Canaria.

Estos datos han sido dados a conocer en una rueda de prensa tras la celebración de una reunión de coordinación para el seguimiento del vertido de fuel causado por el accidente de Naviera Armas, y que ha contado con el presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo; el presidente del Cabildo de Gran Canaria, Antonio Morales; la delegada del Gobierno, Mercedes Roldós; el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Augusto Hidalgo, y la alcaldesa de Telde, Carmen Hernández.

El presidente del Cabildo de Gran Canaria ha explicado que la colisión del barco contra el espigón del Muelle de Nelson Mandela, en el Puerto de la Luz y de Las Palmas, afectó a cinco redes de distribución, pero una no se pudo sellar de manera inmediata e hizo que se vertieran al mar 63.000 litros de combustible de los que se pudo retirar la mitad de manera mecánica mediante cisternas.

Asimismo, recordó que a raíz del accidente se puso en marcha el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental (Pecmar) por parte del Gobierno de Canarias y, ante el miedo inicial de que el vertido pudiera llegar a la desaladora de Las Palmas de Gran Canaria, se decidió parar la planta para evitar afecciones en las membranas y problemas en el suministro.

Antonio Morales ha indicado que se trata de una mancha de gasoil que se ha deshilachado alrededor de dos millas y media y que alcanza una superficie de unos 400 metros de ancho por 3 kilómetros de largo que se dirige hacia el sur, de los que el combustible afecta al 44%, y se prevé que durante el día de hoy y mañana se disuelva porque es un combustible volátil y se disuelve en el propio medio.

Indicó que todos los municipios desde Telde hacia el sur de la isla están preparando sus dispositivos por si la mancha llegara a tierra, pero ha aclarado que en el caso de que así suceda, no van a producir el mismo daño que se produjo por el hundimiento del buque ruso Oleg Naydenov o el vertido de la playa de El Cabrón. Apuntó, además, que tampoco hay daños ambientales importantes, pero aún se está evaluando y haciendo un seguimiento. Morales agregó que también se dispone de un listado de voluntariado formado por hasta tres mil personas.

'A LA PERFECCIÓN'.

El presidente del Gobierno de Canarias, por su parte, comentó que de los 155 pasajeros que viajaban en el ferry de Naviera Armas, trece tuvieron que ser atendidos por crisis de ansiedad y solo una persona sufrió una clavícula rota y una contusión de carácter leve.

Fernando Clavijo destacó que los protocolos han funcionado "a la perfección" y eso ha evitado que haya que lamentar desgracias humanas. Informó, también, de que a primera hora de la mañana recibió la llamada del ministro de Fomento para poner a disposición todos los medios de la Administración General del Estado.

La delegada del Gobierno, Mercedes Roldós, también resaltó que no haya que lamentar desgracias personales, sino solo daños materiales, y aclaró que el combustible vertido al mar, por su cantidad, no es importante. A su vez, señaló que Salvamento Marítimo ya ha perimetrado la zona afectada por el vertido.

Detalló que el grosor de la mancha es de apenas un milímetro y tres embarcaciones de Salvamento Marítimo ya están realizando tareas de dispersión mecánica de la mancha con sus hélices para facilitar la evaporación de un combustible que, insistió, es muy volátil, por lo que se espera que mañana ya no haya mancha y que en el día de hoy vaya desapareciendo por evaporación.

La delegada apuntó también que a las once de la noche el barco ya estaba totalmente desalojado y atracado por sus propios medios en el muelle. Dijo que los desperfectos en el espigón son "impresionante" y se ha acordonado la zona como medida de seguridad porque un golpe de mar puede desestabilizar los restos de hormigón que hay en el muelle.

ABASTECIMIENTO DE AGUA.

El alcalde de Las Palmas de Gran Canaria, Antonio Morales, ha informado que la paralización de la desaladora dejó temporalmente sin suministro a unas 700 viviendas de toda la cuenca de Jinámar, aunque el abastecimiento ya está totalmente garantizado en estos momentos. De tener que volver a suspender el servicio de la desaladora, comentó que se tiraría de los embalses del municipio, lo que permitiría garantizar el suministro durante tres días, y el municipio de Telde está abasteciendo desde el sur para que la cuenca de Jinámar no se vea desabastecida.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Luis Ibarra, han señalado que la situación originada tras el accidente podría haber sido "mucho más complicada" y han querido dejar claro que Naviera Armas tiene "los mejores barcos que existen ahora mismo en el mercado". Ha detallado que los destrozos materiales causados en el dique pueden rondar los dos millones de euros y afectarán al muelle durante unos seis meses.

Ha añadido que el accidente se trata de una situación complicada pero no excepcional, pues suele ocurrir en una de cada 30.000 maniobras. También destacó que el golpe del barco contra el espigón fuese frontal y no de costado, pues eso minimizó los riesgos, y que la altas temperaturas que hay en el día de hoy favorecerán la evaporación del combustible.

Al mismo tiempo, aclaró que ahora hay que proceder a quitar los escombros causados por el impacto, que ha provocado que la altura del dique se quede en metro y medio por encima del nivel del mar, por lo que el agua podrá entrar fácilmente por encima del dique y eso va a limitar la actividad que se pueda realizar en la zona. Reconoció, también, que el arreglo será complicado porque afecta a unos cien metros y habrá que traer materiales de fuera, lo que llevará varios meses, de ahí que se vaya a declarar la obra de emergencia.

La alcaldesa de Telde, Carmen Hernández, dijo que ahora toca mantener los protocolos activos para ver la evolución de la mancha, que se aleja de la costa hacia el sur-suroeste, si bien las mareas y los vientos pueden alterar esa evolución y provocar que se acerque a la costa. Ha aclarado también que la desaladora de Telde tiene un método extractivo que evita que se filtre el fuel, por lo que podría funcionar a pleno rendimiento y aportar agua a Las Palmas de Gran Canaria si fuera necesario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies