Zerolo dice que González le dio un "ultimátum" con el precio del frente de playa

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

"O lo tomas o lo dejas", le dijo Ignacio González

Zerolo dice que González le dio un "ultimátum" con el precio del frente de playa

Zerolo, en el juicio del 'caso Las Teresitas'
EUROPA PRESS
Publicado 07/11/2016 18:23:24CET

Afirma que la operación era un "negocio perfecto" porque impedía construir y se recuperaba la inversión con la parcela hotelera

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 7 Nov. (EUROPA PRESS) -

El exalcalde de Santa Cruz de Tenerife y senador, Miguel Zerolo, ha afirmado este lunes que los empresarios de Inversiones Las Teresitas --concretamente Ignacio González-- le dieron un "ultimátum" fijando el precio de venta de los terrenos del frente de playa en unos 52,2 millones de euros --precio muy próximo al pagado finalmente de 52,5 millones--.

Zerolo, que ha sido interrogado por la Fiscalía durante tres horas en el juicio del 'caso Las Teresitas, ha dicho que ese precio se le trasladó en una reunión "dura" con González en junio de 2001, que le informó de que era el "precio definitivo" y tras bajar desde una petición inicial de hasta 12.000 millones, y con la amenaza de que empezarían a construir. "Fue o lo tomas o lo dejas", ha agregado.

Hasta ese momento, ha comentado que las conversaciones se realizaban entre los empresarios y la Gerencia de Urbanismo, y que se convocó un concurso de ideas sobre el frente de playa ganado por Dominique Perrault --no recuerda quien lo propuso-- porque también era una forma de "ganar tiempo", dado que los acontecimientos se había precipitado tras la sentencia del Tribunal Supremo.

El exregidor chicharrero ha aclarado que se optó por la venta porque se habían desechado las opciones de la expropiación --según Víctor Reyes, otro acusado-- y las permutas, y ha insistido en que para el Ayuntamiento era un "negocio perfecto" porque se lograba que no se construyera en la playa, se bajaba la volumetría y se recuperaba la inversión con la venta de la parcela de uso hotelero, que quedaba en manos del consistorio.

Ante esa negociación, ha comentado que le trasladó los términos de la oferta a los portavoces de PSOE y PP --Emilio Fresco y José Emilio García Gómez, también acusados-- y analizó con el concejal de Urbanismo entonces, Manuel Parejo --también acusado-- y posteriormente el de Hacienda, José Alberto Díaz Estébanez, si había disponibilidad presupuestaria para acometer la operación.

AFIRMA QUE IBAN "SOBRADOS" PARA PAGAR ESA CANTIDAD

"Íbamos sobrados, con 15.000 millones de pesetas de remanente de tesorería, y además, íbamos a recuperar la inversión con la venta de la parcela hotelera. Se solucionaba un problema histórico", ha explicado, al tiempo que ha lamentado que en cambio, ha vivido "diez años de calvario".

Además, ha dicho que nunca ha hablado con la arquitecta municipal Pía Oramas sobre su informe de valoración de los terrenos y desconoce por qué no se incorporó al expediente, lo mismo que el anexo de Sociedad de Tasaciones. "No es mi vocación el urbanismo, soy de letras", ha apuntado.

Zerolo, que se ha negado a contestar a las preguntas de la acusación popular y el abogado del Ayuntamiento, ha comentado que nunca habló de la operación de compraventa con Ignacio González pese a que ambos eran miembros del Consejo de Administración de CajaCanarias, y en esa reunión de junio de 2001 le confesó que estaba "harto" del trato del Ayuntamiento.

El exalcalde ha admitido que no se leyó muchos informes del expediente porque no era su función, pero sí incidía en que todos tuvieran los informes técnicos favorables, como sucedió con el precio, que al final se situó en una media aproximada entre lo marcado por la Sociedad de Tasaciones --casi 47 millones-- y Tinsa --60 millones--, pero muy lejos de otros tres, incluido el de Pía Oramas que rondaban los 18 millones.

Zerolo se ha negado a contestar a la fiscal, María Farnés, sobre el dinero de los premios de la lotería al no estar ya acusado por cohecho, y se ha limitado a decir que ganó un quinto premio de la Lotería de Navidad dotado con 48.000 euros --el número era del Casino Taoro del que formaba parte-- y una 'pedrea' de un número antiguo que jugaba su padre del que compró varias hojas.

DOLIDO CON BERMÚDEZ

En su intervención, ha confesado que le "dolió" que el actual alcalde, José Manuel Bermúdez, dijera en calidad de testigo que un alcalde debería conocer una operación de este tipo. "Yo estaba enterado pero los políticos no tramitamos los expedientes, es una obviedad", ha comentado.

En ese sentido, ha criticado que el Ayuntamiento se haya personado en la causa para pedir una indemnización si se quiere obtener más de 30 millones por la parcela hotelera, y cree que tanto Bermúdez como el denunciante y el exedil de Urbanismo, José Ángel Martín tienen un "follón" con la ordenación de Las Teresitas. "A fecha de hoy no tengo claro lo que han hecho", ha comentado.

Por su parte, el exdil de Urbanismo, Manuel Parejo, ha señalado que conocía el informe de Pía Oramas, pero ha señalado que no se incorporó al expediente porque era un "informe previo", según los técnicos, y que en esos años había muchas reuniones y que Zerolo conocía que se negociaba con los empresarios para llegar a un acuerdo.

Parejo ha comentado que pese a contar con los informes de la Universidad Carlos III, la propia Oramas y Pool Guest, se buscaron otras tasaciones alternativas por decisión de la Gerencia de Urbanismo, y él dio el visto bueno. "No había una decisión clara", ha señalado.

Al igual que Zerolo, ha admitido que el precio de venta lo fijaron los empresarios de Inversiones Las Teresitas, aunque no quiere decir que se aceptara, si bien el precio final fue prácticamente similar.

Asimismo, tampoco ha contestado al abogado de la acusación popular ni al del Ayuntamiento.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies