La zona arqueológica del Roque Bentayga (Gran Canaria), declarado Bien de Interés Cultural

GOBIERNO DE CANARIAS
Publicado 14/05/2018 14:59:42CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Roque Bentayga, Roque de Cuevas del Rey y Roque Narices, en el término municipal de Tejeda (Gran Canaria) una unidad geo-paisajística y cultural conocida como Sierra del Bentayga, ha sido declarada este lunes Bien de Interés Cultural.

Así, el Consejo de Gobierno de Canarias ha realizado la aprobación de esta zona arqueológica que en su conjunto, constituye uno de los ejemplos más destacados de asentamiento prehispánico de la isla, en el que conviven todas las tipologías de espacios y usos posibles.

El conjunto del Roque Bentayga es uno de los yacimientos más importantes de la arqueología de Gran Canaria y del conjunto del Archipiélago. Este yacimiento tuvo un papel central en el proceso de conquista de la Isla y comienza a ser estudiado por la ciencia desde la segunda mitad del siglo XIX, sobre todo a partir de las exploraciones del que fuera conservador del Museo Canario, Víctor Grau Bassas.

Por su parte, más allá de la significación que en el imaginario colectivo de Gran Canaria ocupa la Sierra del Bentayga como uno de los principales escenarios de la resistencia prehispánica al proceso bélico de la conquista castellana, la zona arqueológica del Roque Bentayga, Roque de Cuevas del Rey y Roque Narices es un área de enorme interés científico, patrimonial, etnográfico y paisajístico por sí mismo.

POTENCIALIDAD ARQUEOLÓGICA

Aquí, el Gobierno de Canarias ha subrayado la potencialidad arqueológica que aún conserva, al ser uno de los grandes asentamientos del interior de Gran Canaria y uno de los yacimientos más complejos y rico en variedad de elementos culturales del archipiélago y que, sin duda, representa un recurso científico de primer orden para el enriquecimiento del conocimiento que poseemos de nuestras culturas primigenias.

También, hay que recalcar la presencia en esta Zona Arqueológica de notables bienes de interés etnográfico, algunos claramente supervivientes de las culturas primigenias (aprovechamiento del hábitat troglodita, rutas pastoriles, creencias y usos del territorio, así como otros productos de las nuevas prácticas culturales surgidas tras la conquista.

Esta Zona Arqueológica es, asimismo, un espacio esencial para la divulgación y difusión públicas de la cultura de los antiguos canarios y está llamada a constituir un punto de dinamización cultural, económica y turística fundamental para toda la comarca centro de Gran Canaria.