Entre 30 y 50 pacientes con fracturas en las vértebras reducirán entre un 80 y un 100% el dolor con una técnica novedosa

 

Entre 30 y 50 pacientes con fracturas en las vértebras reducirán entre un 80 y un 100% el dolor con una técnica novedosa

Actualizado 15/02/2006 15:30:43 CET

LOGROÑO, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Entre 30 y 50 pacientes riojanos con fracturas en las vértebras al año podrán reducir el dolor desde un ochenta por ciento y hasta la totalidad con una nueva técnica introducida en el Hospital San Millán y que, en estos momentos, se aplica en cincuenta hospitales de toda España.

El gerente del Servicio Riojano de Salud, Jesús Álvarez, presentó hoy este sistema, después de que se realizara "con éxito" la primera intervención con un paciente varón, acompañado del jefe del Servicio de Traumatología, Honorio Marín. Asistió también el doctor Pfugmacher, quien se desplazó desde Berlín para explicar a los médicos de La Rioja el funcionamiento del sistema.

Álvarez explicó que es una nueva técnica del Servicio de Traumatología y Ortopedia en relación con la cirugía para casos de osteoporosis y tumores. Se trata de una técnica cuya importancia, dijo, "es más cualitativa que cuantitativa, ya que no va a influir en un gran número de riojanos".

Por su parte, el doctor Marín explicó que la intervención, denominada cifoplastia, es una técnica quirúrgica mínimamente invasiva que consiste en pinchar a través del pedículo la vértebra que está afectada, bien por un tumor o por una fractura osteoporótica.

Después, se introduce un balón con lo que se consigue aumentar el tamaño de la vértebra "hasta prácticamente el original", haciendo un hueco que se rellena con cemento. En 24 horas, aseguró Marín, el enfermo sale del hospital "y vuelve a hacer su actividad prácticamente normal, dentro de su edad y de las posibilidades de la enfermedad".

Preguntado por el porcentaje de eficacia, el doctor Pfugmacher indicó que hay entre un ochenta y un cien por ciento de supresión del dolor. Añadió que, en estos momentos, se está investigando en un nuevo tipo de cemento que se podría utilizar en gente joven y que, con el tiempo, se disolvería.

Relató que la técnica comenzó a utilizarse para casos de osteoporosis, después, se amplió para pacientes con tumores y, ahora, "se está a punto de conseguir el mismo tratamiento para fracturas normales". Geográficamente, comenzó a utilizarse en Estados Unidos y en el año 2001 llegó a Europa.

Preguntado por su complicación, señaló que, en el tratamiento anterior a la cifoplastia, el cemento se podía salir de la vértebra o, en el peor de los casos, entrar en contacto con la médula en entre un diez y un cuarenta por ciento de los casos. Sin embargo, con el nuevo sistema esto "se ha reducido enormemente" hasta, se calcula, en un nueve por ciento.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies