El 33,4% de los jóvenes rurales riojanos cree que crisis constituye el primer obstáculo para entrar al mercado laboral

Actualizado 07/07/2015 8:20:13 CET

LOGROÑO, 6 Ago. (EUROPA PRESS) -

Dentro del proyecto que realiza ARAG-ASAJA y promueve CEIP Y ADRA, los jóvenes rurales han sido consultados sobre los obstáculos que dificultan su acceso o permanencia en el mundo laboral. El 33,4 por ciento ha indicado que el principal es la crisis económica, seguido de la precariedad laboral (15,56 por ciento ) y después sitúan la falta de experiencia (15,3 por ciento ).

En cuarto lugar consideran la falta de interés del propio colectivo de jóvenes para incorporarse (9,7 por ciento ), le sigue la falta de formación (9 por ciento ) y en los últimos lugares sitúan el sistema educativo actual (8,4 por ciento ) y las desigualdades (7,9 por ciento ). Respecto a sus expectativas laborales, consultados directamente por ellas, sólo el 16,5 por ciento considera que éstas pasan por el autoempleo, mientras que el resto cree que trabajará por cuenta ajena.

Dentro de las variantes propuestas en este sentido, el 40,9 por ciento de los jóvenes optaría por trabajar en una pyme riojana, seguida del puesto de funcionario (16,8 por ciento ), a continuación estaría el trabajo en una multinacional (15,3 por ciento ) y finalmente un trabajo en el extranjero (4,1 por ciento).

Estos datos corresponden a la encuesta cuantitativa realizada durante los meses de junio y julio dentro del proyecto de cooperación que persigue estudiar a la población menor de 40 años que reside en los municipios riojanos para plantear acciones que generen actividad económica y empleo en el medio rural. En concreto, estos resultados se refieren al área temática de las expectativas laborales. La primera área temática analizada fue la del arraigo o vinculación al territorio.

El proyecto se enmarca en el enfoque Leader, que está subvencionado por el Feader, a través del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y la Consejería de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, y está previsto que se realice durante este año.

FORMACIÓN Y MOTIVACIÓN

Entre los jóvenes que ya han emprendido un proyecto empresarial, se ha indagado sobre su motivación, formación y gestión empresarial. De este modo, a la pregunta sobre si tenían conocimiento de gestión empresarial, el 64,5 por ciento ha contestado negativamente. Tampoco la mayoría de ellos (un 77,4 por ciento ) ha elaborado previamente un Plan de Empresa. Por otro lado, un 83,9 por ciento , ha manifestado que sí tenían experiencia en la actividad emprendida.

En el mismo sentido, consultados por las razones que les llevaron a ejercer ese trabajo, el 48,4 por ciento lo basa en la tradición familiar, el 29 por ciento en la experiencia previa en el sector y el 22,6 por ciento en la aspiración a una estabilidad laboral.

En cuanto a su valoración sobre los obstáculos existentes a la hora de constituir su propia empresa, las respuestas de los jóvenes rurales han sido las siguientes por orden de consideración importante o muy importante:

- Acceso a la financiación (90 por ciento ) - Legislación y normativas (70 por ciento ) - Trámites con la administración (69 por ciento ) - Desconocimiento del mercado y falta de experiencia (60 por ciento ) - Formación empresarial (55 por ciento ) - Problemas con los socios (32 por ciento )

PERFIL DE LOS ENCUESTADOS

Entre el total de encuestados, un 57 por ciento están solteros y un 35,2 por ciento , casado. Además, un 60,4 por ciento reside en su propia casa, mientras que el 37,7 por ciento vive con sus padres. Estos últimos apuntan a la falta de vivienda propia y de recursos económicos como obstáculo para independizarse.

Respecto a su actividad profesional, un 50,7 por ciento de los jóvenes sondeados se dedica exclusivamente a su labor profesional; mientras que un 11 por ciento solo está estudiando; un 10,1 por ciento es autónomo, emprendedor o empresario, y un 10,7 por ciento se encuentra en paro.

En cuanto al nivel de estudios, un 21,8 por ciento es universitario (Diplomatura o Licenciatura; un 20,8 por ciento dispone de un Ciclo Formativo de Grado Superior; un 16,3 por ciento alcanzó el Bachillerato; un 15 por ciento posee el Ciclo Formativo de Grado Medio y un 14,7 por ciento cuenta con Graduado Escolar).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies