El acondicionamiento del párking de Las Norias finaliza para ganar espacio para el peatón

Imagen de la visita
AYUNTAMIENTO DE LOGROÑO
Publicado 22/03/2018 14:02:21CET

   LOGROÑO, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El acondicionamiento del párking de Las Norias ha finalizado, tras tres meses de ejecución, para ganar espacio para el peatón. Los concejales de Transporte Urbano, Tráfico y Vías Urbanas, Francisco Iglesias, y del Distrito Norte, Pedro Sáez Rojo, han visitado este jueves el aparcamiento.

   Las obras de reurbanización del acceso al embarcadero en la Avenida de la Playa fueron seguidas por el acondicionamiento y creación de una vía peatonal en el aparcamiento de Las Norias y posteriormente se inició la mejora de la urbanización con elementos de incremento de la seguridad vial en Cabo Noval, que se encuentra en su fase final.

   Las tres obras han supuesto "un proyecto conjunto para una zona muy transitada por los logroñeses, que ha supuesto una inversión global de 306.010 euros", y finaliza una reurbanización que comenzó hace unos años en la parte frontal y en el lateral del Adarraga, así como en la pasarela peatonal que comunica esta zona con el centro de la ciudad por encima del río Ebro.

   A punto de finalizarse las obras de la última intervención, que se ha realizado en tres puntos principales del Campillo, ambos concejales han visitado las obras realizadas en el estacionamiento de Las Norias, finalizadas hace dos semanas. En concreto allí se llevó a cabo el acondicionamiento del firme y se ha creado una vía peatonal.

   Iglesias ha destacado la importancia del nuevo paso, "que será muy utilizado; debido a las dimensiones del aparcamiento, era necesario atravesarlo a pie en numerosas ocasiones con el peligro que ello conlleva". "Es una zona utilizada de manera intensiva tanto en los momento de mayor afluencia a las instalaciones deportivas como en épocas festivas, ya que da también servicio al Ferial", ha añadido.

   Como ha recordado el concejal de Movilidad, hasta ahora los usuarios deben dirigirse entre los carriles de circulación hasta las aceras perimetrales, debiendo en muchos casos pasar por varias calles sin protección segura para transitar.

   Respetando los espacios para vehículos -904 plazas- se han ampliado los parterres de los árboles, eliminando los daños ocasionados por las raíces, y arreglando los tramos de adoquinado afectados por abombamientos y ondulaciones producidos por el mismo motivo.

   Además, se ha renovado la canalización de alumbrado público y se ha creado una nueva red de sumideros, además de instalarse nueva señalización horizontal y vertical y bancos como mobiliario urbano.

   La superficie total sobre la que se ha intervenido asciende a 15.000 metros cuadrados. La obra ha sido ejecutada por la UTE Conservación Logroño, por 88.600 euros.