Los acusados por el 14N insisten en su inocencia y Beneite "matiza" su declaración porque la hizo bajo estrés

Primera sesión juicio 14N
CAMBIA LOGROÑO
Publicado 09/04/2018 18:50:10CET

   Beneite asegura que Pablo le golpeó y un vídeo de la defensa muestra al acusado con los brazos en alto y siendo agredido por un policía

   LOGROÑO, 9 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los encausados por el juicio del 14N, Pablo y Jorge, han insistido hoy en su inocencia. En cuanto al jefe del dispositivo policial, Fernando Fernández Beneite, ha querido "matizar" su declaración inicial, porque ha dicho que la hizo bajo estrés, para rectificar y decir que Pablo no le lanzó un globo, le pegó una patada por detrás. Algo que ha recordado, ha dicho, al ver "vídeos en Internet".

   La primera sesión del juicio por los hechos que transcurrieron en la manifestación de la huelga del 14 de noviembre de 2012 ha tenido hoy, como protagonista, un vídeo del momento exacto en que fue detenido Pablo, que su abogado ha exhibido en varias ocasiones tanto para interrogar a su defendido como al policía nacional que le identificó como la persona que, presuntamente, lanzó una piedra a un agente, y que supuestamente le impactó en la rodilla.

   Y es que mientras Beneite asegura que Pablo le golpeó, el vídeo de la defensa muestra al encausado con los brazos en alto y siendo agredido por un policía (que ha sido identificado como Beneite por el policía nacional que identificó a Pablo como autor de la pedrada).

   Hoy, este policía ha preferido fiarse más de sus recuerdos que del video. Además, ha dicho que identificó a Pablo porque es más alto de lo normal, delgado, con pantalones de camuflaje y una chaqueta oscura con capucha que llevaba en la cabeza durante la pedrada, pero que se quitó para cuando fue detenido.

   Ambos encausados han insistido en que el objetivo de la manifestación era pacífico, mientras varios policías han dicho que se les veía organizados.

   Pablo, al ser interrogado por su abogado, ha relatado, apoyado por las imágenes del video de un testigo: "Hay un momento en el que un policía viene a mi y me empieza a golpear". Además, en el vídeo se ve que le sacan a rastras.

   "Me tiran al suelo, oigo que discuten qué hacer conmigo y me llevan; luego en el calabozo me pegó la policía", ha contado al tiempo que ha insistido en que, en todo momento, no se resistió y, antes de ser golpeado con una porra por Beneite, estaba "llamando a la calma".

   ¿Cómo se le llegó a detener? Un Policía Nacional ha relatado, hoy en los juzgados, que lo identificó como quien pegó una pedrada a otro policía. Pero no se le detuvo por eso, ha contado, sino porque estaba atacando al jefe de la policía; y es que, este mismo policía, ha dicho que vio cómo le daba una patada.

   En ese momento, el abogado de Pablo le ha puesto el vídeo en el que se ve que Pablo portaba una pancarta con los brazos en alto cuando Beneite, actual comisario jefe de Policía Local, (al que ha identificado en el vídeo el propio policía nacional), le pega con la porra sin agresión anterior por parte de Pablo.

   El policía nacional ha preferido agarrarse a su memoria y ha insistido en que hubo una patada en la espalda por parte de Pablo a Beneite, ¿por qué no apareció eso en el atestado? El policía nacional ha dicho que porque así lo reflejó Beneite, y éste que el estrés le hizo confundirse y, como tenía el traje manchado de pintura, acordarse sólo de que le habían lanzado un globo. En cuanto a la patada, Beneite ha dicho que la vio, luego, en un vídeo en Internet porque en el momento no lo "asimiló".

   El que fuera jefe del dispositivo policial ese día ha contado cómo él marchaba en la cola de la manifestación cuando le avisaron de que se estaban produciendo desórdenes.

   "El vídeo que tengo en mi cabeza es el de una piedra impactando en un policía", tal y como le avisaron, "y pensar que había que cargar e identificar al de la piedra (...) luego uno se me encara" (en relación a Pablo).

   En cuanto a Jorge, y por qué se le acusa sin mediar detención, Benite ha contado que es "una persona conocida" por él dado que suele participar en manifestaciones y es su deber "conocer los nombres de quien debe saber" y le contaron que había dicho "soflamas".

BORRADO DEL VÍDEO

   La sesión había comenzado con la petición, por parte del abogado de Pablo, Endika Zulueta, de contar con más testigos, ante la imposibilidad de conocer quién ordenó el borrado de las grabaciones de la policía.

   La jueza no lo ha permitido pero se ha esclarecido. Y es que, en su interrogatorio, Beneite ha explicado que el vídeo policial estaba borroso, y tembloroso, porque el policía que lo grabó no es de seguridad ciudadana, sino de policía científica, no llevaba medios de protección, y no está acostumbrado al estrés. Por eso decidió que se borrara.

   Zulueta también había pedido que los acusados pudieran estar junto a sus defensas, dado que la ley que no lo permite "es la ley procesal más antigua, heredera de la Inquisición"; y que declarasen los últimos para conocer de qué hechos concretos se les acusa, dado que, si no, ha entendido, "se vulnera el derecho a la defensa". La jueza, sin embargo, no ha concedido ninguna de estas peticiones.

   Tras las peticiones del abogado, y tal y como acordó en la vista previa de conformidad del 15 de mayo de 2017, uno de los tres encausados, I.I, ha reconocido un delito de desórdenes públicos, con una pena de seis meses de prisión que se sustituye por 720 euros de multa, a abonar en el plazo de una semana.

   Los otros dos encausados, Pablo y Jorge, no aceptan los delitos que se les imputa, también de Atentado y Desórdenes Públicos (y Lesiones en el caso de Pablo por, presuntamente, lanzar una piedra a un policía).

   Además, Pablo ha relatado que le golpearon en comisaría y Jorge que no fue detenido durante la manifestación, porque acudió a su puesto de trabajo, y que al ir a comisaría, tras ser requerido, vio su DNI ampliado y una anotación que ponía: CNT.

   Para Henar Moreno, la abogada de Jorge, las "declaraciones policiales no es que sean inexactas, es que son falsas"; algo en lo que ha ahondado Zulueta, quien ha insistido en que toda la acusación se desarrolla "en base a una simple denuncia".

   Un atestado firmado por cuatro policías, uno de los cuales hoy, ante sede judicial, ha rechazado que viera a Pablo lanzar la piedra, tal y como aparece, no retractándose de haberlo dicho entonces, sino negando haberlo hecho.

   En los vídeos se ve a Jorge clamar cómo "la única manera digna de lucha es en calle" y, después, hacer corear al público, "el patrón sólo entiende un lenguaje: boicot, huelga y sabotaje".

   Ambos acusados ha aclarado que, con esa consigna, que no deja de ser "de huelga" no estaban llamando a la violencia, como les acusa la policía.

   "Es una proclama", ha relatado Jorge, "en un contexto de huelga, que pide boicot comercial, en el sentido de que no te tomes un café, o te compres algo; huelga como derecho constitucional y sabotaje porque toda huelga es un sabotaje".

   Poco antes de las nueve de la noche, antes de las cargas policiales, ha contado Pablo, se despidió de Jorge, porque tenía que ir a trabajar al estar de servicios mínimos.

   Jorge ha contado, por su parte, que salió emocionado por el éxito de la huelga ("nunca había habido tanta gente en la calle", ha dicho); y al día siguiente le llamaron para que acudiese a comisaría. Se le acusa de que sus proclamas provocaron violencia en los manifestantes.

   La sesión de hoy la cerrado el policía al que le dio la pedrada, presuntamente, de Pablo que sufrió, ha explicado, un "infarto medular", aunque el abogado de Pablo ha leído en el informe que "la resonancia apreció, por casualidad, lesión en el fémur, no en la rodilla", donde dice el agente que tuvo el impacto. En cualquier caso, la defensa de Pablo llevará a testificar una médico forense.