El alpinista riojano Alfredo García se encuentra a las puertas de la cima del Gasherbrum I

 

El alpinista riojano Alfredo García se encuentra a las puertas de la cima del Gasherbrum I

Imagen de la expedición de Alfredo García
ABEL ALONSO
Actualizado 15/07/2013 21:41:26 CET

LOGROÑO, 15 Jul. (EUROPA PRESS) -

El alpinista riojano Alfredo García se encuentra de nuevo en el Campo Base del Gasherbrum I tras llegar ayer a los 6.750 metros. Las condiciones meteorológicas hicieron que el grupo tuviera que volver al Campo Base antes de alcanzar el Campo 3 (7.200 metros).

Así, después de una semana en el Campo Base esperando que llegara el buen tiempo, el viernes (12 de julio) comenzaron su ascensión hasta el Campo 1 (5.900 metros) y el sábado a Campo 2 (6.400 metros). La jornada del sábado (13 de julio) fue dura por la nieve.

Han tenido una climatología bastante extrema puesto que a primera hora de la mañana dominaban la nueve y el frío, y mientras iba avanzando el día tuvieron que aguantar temperaturas muy altas. La noche del sábado la pasaron en el Campo 2, donde aprovecharon para hidratarse bien y comer en condiciones.

Ayer, domingo 14 de julio, se enfrentaron al Campo 3 (7.200 metros), pero para ello tenían que atravesar el famoso 'Corredor de los Japoneses', una de las zonas más complicadas a nivel técnico de la ascensión. Aunque en el corredor ya había cuerdas instaladas, querían reequiparlo y poner cuerdas nuevas para aumentar la seguridad.

Por ello, ascendieron hasta 6.750 metros, ya que el trabajo de reinstalar las cuerdas es duro y venía otra racha de mal tiempo. Ante esas circunstancias, decidieron no subir hasta el Campo 3 y comenzar el descenso a Campo Base, ya que el mal tiempo podría generarles fuertes problemas.

Finalmente, tras una dura y complicada jornada con mucho viento, alcanzaron el Campo Base a eso de la 1 de la madrugada, con los riesgos que conlleva la oscuridad, y tras atravesar el glaciar que estaba con bastantes grietas.

Ahora deben esperar unos días en el Campo Base hasta que llegue una ventana de buen tiempo lo suficientemente larga como para poder alcanzar el Campo 3 y, si las circunstancias son la adecuadas, llegar a la cima.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies