Alrededor de mil estudiantes se enfrentan a la última PAU

ESTUDIANTES, SELECTIVIDAD
EUROPA PRESS
Actualizado 20/05/2016 12:50:59 CET

   LOGROÑO, 20 May. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor de mil estudiantes se examinarán, en La Rioja, de la última Prueba de Acceso a la Universidad (PAU), dado que el próximo año (2017) será sustituida por la reválida de Bachillerato. Será del 6 al 8 de junio en convocatoria ordinaria, y del 6 al 8 de julio en extraordinaria.

   El subdirector general de Universidades y Formación Permanente, Miguel Ángel Fernández Torroba; y el vicerrector de Estudiantes de la Universidad de La Rioja (UR), Rubén Fernández Ortiz, han informado hoy del desarrollo de la PAU en el distrito de La Rioja.

   Las pruebas se harán en la UR y en la Escuela Superior de Diseño para los alumnos de los centros de Logroño y de La Rioja Alta; mientras que en el IES Marco Fabio Quintiliano y el Aula de Dibujo del IES Valle del Cidacos de Calahorra tendrá lugar para los estudiantes de La Rioja Baja.

   A estos exámenes concurren los alumnos que hayan aprobado Bachillerato y los estudiantes de Formación Profesional de Grado Superior que quieran acceder a grados universitarios con nota de corte.

   La UR ofrece cinco facultades, más un centro adscrito (de Enfermería). Este último es el pide la nota de corte más alta (9,5), seguida de Enología (6,6).

   El año pasado, el 77 por ciento de los matriculados habían hecho la PAU en La Rioja. En cuanto a los estudiantes de fuera, procedían de País Vasco, Navarra y Aragón sobre todo. El grado de Educación Primaria es el más solicitado para ambos.

   El 95,95 por ciento de los alumnos aprobó la PAU en año pasado en La Rioja; el porcentaje fue superior en la convocatoria ordinaria, donde se elevó al 97,75 por ciento, mientras que en la extraordinaria bajó al 84,67 por ciento.

PRÓXIMA REVÁLIDA DE BACHILLERATO

   Por ahora se sabe que el Gobierno ha descartado la idea inicial que tenía de que todas las preguntas sean tipo test, un planteamiento muy criticado por toda la comunidad educativa.

   Queda en el aire si los rectores van a poner exámenes de acceso adicionales que obliguen a los alumnos a ir recorriéndose España, universidad por universidad, pasando por distintos procesos de selección; algo posible con la ley en la mano.

   Además, el Gobierno va a dejar margen de actuación a las comunidades autónomas, tal y como ocurre ahora; un punto en el que Fernández Torroba ha apuntado la imposibilidad de hacer un calendario único cuando, en la actualidad, algunas comunidades, como La Rioja, tienen la convocatoria extraordinaria en julio y otras en septiembre (como con la antigua Selectividad).

   Sin embargo, la principal novedad con respecto a la actual PAU es que, en principio, aprobar el exámen de reválida del Bachillerato será imprescindible para tener el título de Bachillerato cuando, hasta ahora, sólo era un paso para entrar en la universidad, pero sin afectar a los estudios ya finalizados.

   Los últimos cambios en la PAU, incluídos en el último borrador consensuado con la Conferencia de Rectores, se han producido después de que éstos pidieran una moratoria de la prueba, hace un mes, porque, argumentaban, no les daba tiempo a hacer todos los cambios.

   En junio de 2017 se celebraría la primera reválida, dentro del calendario LOMCE, pero esto es algo que está sujeto a lo que ocurra en las próximas elecciones, dado que son varios los partidos que apuestan por paralizar, o derogar, esta ley.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies