Alrededor de mil personas responden al llamamiento de la Comunidad Musulmana para pedir la paz

Actualizado 21/08/2017 13:38:32 CET

   LOGROÑO, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Alrededor de mil personas han respondido al llamamiento de la Comunidad Musulmana de La Rioja y han acudido a la Plaza del Mercado de Logroño para prender velas de paz y convivencia tras los atentados en Cataluña.

   El acto, que ha querido ser también un diálogo interreligioso, ha contado, también, con representantes de las principales confesiones religiosas en la ciudad, en defensa de la paz y en contra del terrorismo.

   Integrantes de la Comunidad Musulmana han alzado pancartas en las que se leía 'Comunidad Musulmana de La Rioja. STOP Terrorismo'; y 'Paz, respeto y convivencia'. En el suelo, el mensaje 'Comunidad musulmana de La Rioja. No terrorismo ni racismo' ha sido rodeado por velas de los asistentes.

   El acto ha comenzado a las 21:00 horas, con un minuto de silencio y posterior aplauso de apoyo a las víctimas, que se ha prolongado más que el silencio.

   Marian Aretio, miembro de la Comunidad Musulmana, ha explicado que el acto pretendía proclamar que "el terrorismo no tiene cabida en ninguna religión" y, por tanto, ha apostado por "la paz, la convivencia y el respeto mutuo".

   En este sentido, el Imán de la Mezquita de Avenida de España, Muhammad Khalil, ha relatado a los medios de comunicación cómo lleva "catorce años estudiando el Islam y sólo habla de respeto a toda religión". Por tanto, quienes cometen estos atentados "sólo son locos".

   Ha asegurado, por otro lado, sentirse acogido por la sociedad y no tener miedo de que la sociedad le rechace.

   Por su parte, Aretio ha reconocido que, además de "sentir el dolor" del atentado, hay "miedo" y se han visto "establecimientos con pintadas como: muerte al moro", así como "miradas, incomodidad y tensión".

   "En estos días hay menos mujeres musulmanas por las calles", ha relatado, "sobre todo de la comunidad pakistaní". Preguntada acerca de si es un miedo fundado o preventivo, ha dicho: "Ambas cosas".

   Así, ha dicho, aunque "sí se ha denunciado una pintada en la calle Beratúa, que pedía Muerte al Islam, en la Policía Nacional, porque además hay una grabación" hay otras que "no se denuncian" y "está habiendo insultos y miradas tensas e incómodas y, de forma preventiva, cada cual decide si salir o no a la calle".

   En este sentido, horas antes de este acto, el Colegio Caballero de la Rosa, que tenía programado un campeonato de voley de la Comunidad Pakistaní, ha recibido, a iniciativa de la Asociación de Vecinos Madre de Dios, el apoyo de ciudadanos que han querido lanzar el mensaje a los musulmanes de que están con ellos y son sus vecinos.

MISA EN LA CONCATEDRAL

   A las 20:00 horas, antes del acto de encendida de velas, la Concatedral de Santa María La Redonda ha celebrado una misa, oficiada por el Obispo de la Diócesis de Calahorra y La Calzada-Logroño, Carlos Escribano, quien ha señalado que "toda experiencia religiosa, cuando se vive auténticamente, promueve la paz".

   Ha animado a una catedral llena de ciudadanos, entre los que se encontraban la consejera de Presidencia, Begoña Martínez de Arregui, y el consejero de Políticas Sociales, Conrado Escobar, a pedir "el don de la paz". "Hoy te pedimos la paz en nuestra humanidad dolorida", ha dicho.

   "Nunca se puede matar en nombre de Dios", ha dicho al tiempo que ha proclamado cómo "la violencia y el odio nunca pueden ser el camino, y menos cuando golpean a ciudadanos indefensos".

   Ha reconocido cómo la sociedad tiene "el corazón lleno de tristeza y, a la vez, de indignación" y ha pedido por "toda la sociedad europea, española y catalana que se ha visto sorprendida por el zarpazo del terrorismo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies