Alvaro Siza y Hernández León apuestan por recuperar la Judería "casa por casa" aprovechando la piedra de casas actuales

Actualizado 27/01/2006 15:41:34 CET

Los arquitectos prevén contar con un avance del Plan de Rehabilitación en 6 meses, y en 2 más, con el proyecto definitivo

LOGROÑO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los arquitectos Alvaro Siza y Juan Miguel Hernández León apostaron hoy por realizar la recuperación del barrio logroñés de la Judería "casa por casa, no con un plan integral" y aprovechando las bases de piedra que se localizan aún en muchas de las casas actualmente existentes en la zona.

Siza y Hernández León, encargados por el Ayuntamiento de Logroño que elaborar el Plan Director de Recuperación del barrio, visitaron hoy por primera vez las calles de la zona, y tienen previsto para esta tarde completar su primera visión revisando el interior de varias de las edificaciones del barrio.

El prestigioso arquitecto portugués -que rehabilitó el barrio lisboeta del Chiado tras el incendio que lo destruyó por completo- indicó que ha visto "una zona muy compleja, en estado de degradación y de abandono, que es muy difícil para recuperar; hay que hacer una detallada evaluación de las edificaciones, ver de qué tipo son y luego, trabajar sobre los dossieres que tenemos".

Aunque afirmó que "aún es muy pronto" para avanzar nada sobre el proyecto de rehabilitación, Siza dijo que "no va a ser con una estrategia única, con un plan integral sobre un plano, porque hay mucha variedad, con edificicaciones de momentos distintos", por lo que, según dijo, "hay que ir casa por casa".

Lo que más le llamó la atención durante su visita de hoy fue "la claridad del trazao de las calles, con claras líneas que delimitan el barrio, que, además, tiene unas perspectivas bellísimas sobre el Casco Antiguo; se ve que no estaba pensado para ser un barrio cerrado, sino volcado y en relación con el resto de la ciudad".

A esto sumó la estructura de las propias casas "que, en muchos casos, conservan la piedra sólida en su parte inferior, frente a las edificaciones más frágiles, de ladrillo o de madera, en las zonas superiores, que han hecho más rápida su degradación". Así, Siza se mostró partidario de que esa piedra "pueda ser el cimiento para lo que se pueda hacer en el futuro".

También hizo referencia a la dificultad en la actuación en algunos de los edificios existentes, "que son de traza medieval, muy estrechos", en los que consideró la posibilidad de "unir dos"; y de los aparcamientos de la zona, "con dos ideas: hacer una estructura nueva en las zonas libres del barrio o hacerlo en el límite".

Por su parte, Hernández León insistió en la dificultad de actuación en el barrio "con un trazado histórico que contiene también actuaciones nuevas, de los años 30, pero que no han supuesto la culminación real de la zona, está sin finalizar; el barrio está en una situación congelada".

El alcalde de Logroño, Julio Revuelta, explicó por su parte que el Ayuntamiento posee en este momento "alrededor de un 50 por ciento" de las edificaciones o espacios del barrio, "un trabajo en el que el Consistorio lleva trabajando mucho tiempo y que nos va a permitir ahora hacer las actuaciones oportunas".

En cuanto al calendario, y aunque todos coincidieron en apuntar la necesidad de ir "despacio en un trabajo complejo", Siza y Hernández León calculan que en un plazo de seis meses podrán presentar un avance del Plan Director "con las reflexiones más analíticas", para, luego, en dos meses más, presentar la documentación técnica definitiva.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies