Ayuntamiento, con la única abstención 'Cambia Logroño', aprueba la "defensa orden constitucional", tras 1 octubre

Ayuntamiento de Logroño
COAR
Actualizado 09/10/2017 17:18:07 CET

   LOGROÑO, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño, con los votos a favor del PP, PSOE, Ciudadanos y PR+, ha aprobado, en un pleno extraordinario, un acuerdo en "defensa del orden constitucional español" tras el 1 de octubre en Cataluña. En la votación, 'Cambia Logroño' se ha abstenido.

   El texto viene a refrendar la Declaración Institucional aprobada en la última Junta de Gobierno de la Federación Española de Municipios y Provincias que, entre otras cuestiones, condenaba de "forma enérgica" la "presión, coacción, acoso y persecución" de alcaldes y concejales.

   En el acuerdo de la FEMP, ratificado por el Consistorio logroñés, se justifica el mismo, por el hecho de que en los últimos días en Cataluña "se estaba despreciando la Constitución, y el Estatuto catalán, poniendo a prueba el sometimiento de la Ley y, en definitiva, dañando los valores democráticos ampliamente aceptados por la comunidad internacional".

   A partir de ahí, se hacía un apoyo "rotundo y unánime" a los alcaldes y concejales que "desempeñan sus funciones diariamente dentro de la legalidad, con respeto a las leyes y en defensa de los derechos de los ciudadanos".

   Por ello, el Ayuntamiento ha adoptado los acuerdo de condenar "firme y enérgicamente" las persecuciones a esto cargos públicos, así como "defender con decisión y convicción absolutas la legalidad, convivencia, la libertad, la tolerancia y el cumplimiento y acatamiento de los principios constitucionales como Estado de Derecho democrático".

   "Todo lo que suceda en Cataluña ha de producirse dentro de la Constitución, porque nada se pueda hacer fuera del respeto a la legalidad vigente", ha añadido el acuerdo para a continuación concluir señalando que el Ayuntamiento logroñés manifiesta "de manera unánime el respeto absoluto a la democracia y a la convivencia".

REACCIÓN "SIN FISURAS"

   El debate lo ha iniciado la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, que ha lamentado la falta de consenso para realizar una declaración institucional, si bien con este pleno se da respuesta al "desafío extremo de Cataluña", que "exige reaccionar de manera firme y sin fisuras".

   De hecho, ha reconocido que el acuerdo supone la "defensa absoluta y sólida de los principios democráticos" en un momento "delicado ante el ataque unilateral" del Gobierno catalán al "marco constitucional". En este punto, ha querido destacar el hecho de que un millón de personas se manifestaran ayer "en defensa de la legalidad y la constitución", al tiempo que ha mostrado su apoyo "a los compañeros catalanes" que "han sufrido ataques, coacciones o cualquier presión por defender la legalidad".

   Por su parte, la portavoz del Grupo municipal socialista, Beatriz Arraiz, además de apoyar también a los ediles, ha señalado que el 1 de octubre fue el "fracaso" del "rupturismo" - escenificado por el presidente Carlos Puigdemont, y del "inmovilismo" del jefe del Ejecutivo central, Mariano Rajoy, así como que supuso el "epilogo de una gestión desastrosa".

   En su intervención, ha tildado de "charlotada" y de "burla" el referéndum del 1 de octubre, que ha servido para "dividir" y "fracturar". Por ello, para Arraiz "debe llegar otro proyecto político, nuevo y atractivo, que de cobijo a la voluntad de seguir juntos". "Es el momento de estar a la altura", ha concluido la portavoz socialista.

   Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Julián San Martín, ha trasladado el mensaje a la sociedad catalana no independentistas de que "no están solos", expresando que quienes salieron ayer a las calles "dieron ejemplo de unión, respeto y solidaridad", frente al "adoctrinamiento" y la "radicalización" de los otros.

   A continuación, el portavoz de la formación naranja ha reclamado que aplique el artículo 155 de la Constitución, para convocar unas nuevas elecciones "legales y democráticas" para "poder sentarnos con nuevos interlocutores", todo ello con el objetivo "volver a la Democracia".

   El portavoz del PR+, Rubén Antoñanzas, ha señalado que los marcos legales "pueden aceptarse" pero "no por la fuerza y la imposición" sino por el "consenso" para que "todos ganen". Por ello, ha abogado por el "acuerdo político", y sobre todo "no generando más odio".

   Ha aprovechado su intervención para mostrar el apoyo a los concejales perseguidos, al tiempo que ha pedido que se restablezca el orden constitucional, además de realizar cambios en el modelo autonómico para que sea "más justo".

   Por su parte, el portavoz de 'Cambia Logroño', Gonzalo Peña, ha acusado a Gamarra y al PP de "actuar más como pirómanos que como bomberos" y estar pensando "en los votos" y en "tapar sus vergüenzas". Además, ha asegurado que los 'populares' se sienten "cómodos en esta orgía de nacionalismos destructivos".

   Ha indicado que su abstención al texto presentado se sustentaba que "no se condena toda la violencia", aludiendo a los 893 heridos, así como que tampoco se hace "condena de todo tipo de coacción". Para Peña, ahora más que nunca hace falta "convivencia, diálogo y democracia".

   El portavoz del PP, Javier Merino, ha señalado que "ya vale de mentiras de extrema izquierda", así como que el discurso de Peña "desprende odio, enfrenta y mancha". Ha exigido que se "vuelva a la Constitución" y se huya de la Declaración Unilateral de Independencia.

   El debate lo ha cerrado Gamarra para censurar las acusaciones y el discurso de Peña, indicando que ha usado "argumentos vacíos, para a continuación reiterar que España "está viviendo un golpe de Estado en una Democracia que ha costado construir", que hace que "haya que tener altura de miras".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies