El año 2012 fue seco y muy cálido en La Rioja con casi un grado por encima de la media

Sol. Calor. Verano. Cielos despejados.
EUROPA PRESS
Actualizado 02/02/2013 18:31:08 CET

LOGROÑO, 2 Feb. (EUROPA PRESS) -

El año 2012 fue muy cálido y seco en La Rioja, según los primeros datos del Carácter Meteorológico Anual, aportados por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

De acuerdo con este informe, en lo relacionado con las temperaturas, en La Rioja, el año 2012 ha tenido un carácter muy cálido, especialmente en la Rioja Alta y Media. En la Rioja Baja fue cálido. Las anomalías positivas rondaron los 0,7 ºC sobre las medias habituales.

En lo que respecto al conjunto de la demarcación, de la que forman parte también Aragón y Navarra, el año 2012 puede considerarse en su valoración global como un año muy cálido para el conjunto de nuestra demarcación.

Fue cálido en amplias zonas, también normal en algunos puntos, y ya desde su inicio, excepto los meses de febrero -especialmente anómalo por su carácter extremadamente frío- y abril, casi todo él mostró un comportamiento térmico superior a lo esperable -con un mes de junio excepcional, por ser extremadamente cálido-.

El promedio de las anomalías alcanzó un valor de 0,7 ºC por encima de los valores normales climatológicos para el periodo de referencia 1971-2000.

En cuanto a las precipitaciones, en La Rioja, el carácter del 2012 fue seco en la práctica totalidad de su territorio. Tuvo tendencia a normal en el valle de la Rioja Alta y a muy seco en la sierra de la Rioja Baja.

Los porcentajes de precipitación promediaron un 88% con respecto a las medias de referencia, con valores entre el 71% en Cornago y el 98% en Haro.

El año 2012, en general y como balance final para el conjunto de nuestra demarcación, puede considerarse que fue seco con tendencia a normal. Su discurrir ha sido bastante homogéneo con casi todos los meses caracterizados como secos o muy secos excepto dos marcados picos húmedos en primavera y otoño, en los meses de abril y octubre, concretamente.

De promedio y para todo el territorio, el porcentaje de precipitación ha alcanzado el 89% con respecto a la normal del periodo de referencia 1971-2000.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies