El año pasado se declararon en quiebra 5 familias riojanas, 30 menos que en 2010, y 37 empresas, por 28 del año anterior

Dinero, Billetes, Euros
REUTERS
Actualizado 07/02/2012 12:14:18 CET

LOGROÑO, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un total de 5 familias riojanas se declararon en quiebra a lo largo del año pasado, lo que supone 30 menos que en 2010, mientras que un total de 37 empresas quebraron en el ejercicio pasado, por las 28 que se registraron en 2010, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE).

De acuerdo con estos datos, del total de empresas que se declararon en quiebra, 15 pertenecen a la construcción -10, en promoción inmobiliaria y 5, al resto del sector-, mientras que 6 son de comercio al por mayor.

Además, otras seis pertenecen al sector de la industria -2 de bienes de capital, 2 de bienes de consumo, una de bienes de consumo duradero y una de bienes intermedios-.

Por último, 2 más son inmobiliarias, financieras y seguros; otras dos pertenecen a actividades profesionales; 1 es de comercio al por menor y vehículos, una de transporte y almacenamiento y una más, de información y comunicaciones. A ello se suman 3 sin clasificar.

En total, de los 42 deudores concursados en La Rioja a lo largo del año pasado -entre las 5 familias y 37 empresas-, por tipo de concurso, la mayor parte, 38, fueron por procedimiento voluntario y 4, por necesario, mientras que, por clase de procedimiento, 3 fueron por procedimiento ordinario y los 39 restantes, por abreviado.

DATOS NACIONALES.

En España, las familias que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas ascendieron a 934 durante 2011, lo que supone un descenso del 3,9% respecto a 2010.

Por su parte, según los datos del INE, las empresas concursadas subieron un 16,7%, hasta sumar 5.821 procedimientos de quiebra. En total, el número de familias y empresas en concurso fue de 6.755 en 2011, un 13,3% más que en 2010.

Este repunte anual en el número de deudores concursados contrasta con el descenso del 7,2% experimentado en 2010. En aquel año, las familias en quiebra bajaron un 11,4% y las empresas, un 6,4%, lejos de los aumentos de tres dígitos registrados en 2009, cuando los hogares en quiebra y las empresas concursadas aumentaron un 132% y un 466%, respectivamente.

Del total de concursos registrados el año pasado, 6.472 fueron voluntarios, un 14,5% más que el año anterior, y 283 necesarios, un 9,3% menos. Atendiendo a la clase de procedimiento, los abreviados aumentaron un 17,4% en tasa anual, mientras que los ordinarios descendieron un 24%.

De los 6.755 deudores concursados en 2011, el 86,2% fueron empresas (personas físicas con actividad empresarial y personas jurídicas). Una de cada tres empresas declaradas en concurso en 2011 tenían como actividad principal la construcción y la promoción inmobiliaria, con 1.838 empresas en concurso.

Por su parte, transporte y almacenamiento fue la actividad económica en la que menos creció el número de empresas concursadas en comparación con 2010 (un 2,9%), mientras que el comercio registró el mayor aumento de empresas en concurso, con un avance del 23,4%, hasta los 1.007 procedimientos.

Dentro de las empresas que se declararon en concurso el año pasado, 1.010 eran sociedades anónimas, un 14,1% más que en 2010, mientras que 4.439 eran sociedades limitadas, con un incremento del 18,2% respecto al ejercicio anterior.

El 65,4% de las empresas concursadas el año pasado se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (menos de dos millones de euros). En dicho tramo se encontraban la totalidad de las personas físicas con actividad empresarial, el 68,3% de las sociedades de responsabilidad limitada y el 44,1% de las sociedades anónimas.

CATALUÑA, A LA CABEZA DE LOS CONCURSOS.

Por comunidades, Cataluña, Madrid, Comunidad Valenciana y Andalucía fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el conjunto del año pasado, dado que acapararon más del 61,2% del total. Cataluña sumó 1.507 concursos, Comunidad Valenciana registró 995, Madrid tuvo 849, y Andalucía, 784.

En el lado opuesto, las regiones con menos suspensiones de pagos en 2011 fueron La Rioja, con 42 procedimientos; Cantabria, con 60, y Asturias, con 80 concursos.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

CUARTO TRIMESTRE.

Sólo en el cuarto trimestre del año, el número de deudores concursados alcanzó los 1.692 afectados, lo que supone un aumento del 8,8% respecto al mismo periodo de 2010 y un incremento del 13,6% sobre el tercer trimestre de 2011.

Entre octubre y diciembre pasado, un total de 1.627 fueron voluntarios, un 10,6% más que en el mismo periodo del año anterior, mientras que 65 fueron necesarios, un 22,6% menos. Atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios se redujeron un 15,6% en tasa interanual y los abreviados subieron un 11,4%.

De los 1.692 concursos del cuarto trimestre, 1.507 fueron presentados por empresas (un 15,6% más que en el mismo periodo de 2010) y 185 fueron familias (26,3% menos).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies