El APA de Fuenmayor crea un Banco de Libros para alivio de las familias

Intercambio de libros para facilitar la vuelta al cole
EUROPAPRESS
Publicado 04/09/2015 11:59:31CET

    LOGROÑO, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

   La Asociación de Padres y Alumnos del colegio público de Fuenmayor ha creado un Banco de Libros para alivio de las familias y, también, bajo una filosofía de compartir, reutilizar y respetar el medio ambiente.

   En rueda de prensa, la presidenta del APA, Raquel Ojeda, ha desgranado un proyecto que pretende hacer frente a la desaparición del programa de gratuidad de libros de texto del Gobierno de La Rioja y ante la situación que se han encontrado en las familias que no podían hacer frente al gasto que supone los libros de texto para cada hijo.

   Un convenio con el Ayuntamiento, que ha aportado 10.800 euros, ha supuesto el arranque para la compra de los libros de texto, que se "prestarán" a los alumnos con un coste anual de cincuenta euros, que supone "el 25 por ciento del gasto que están haciendo, ahora, las familias".

   Ojeda ha recordado el caso particular de una madre que, el curso pasado, había tenido que pedir un crédito para hacer frente a la compra de los libros de texto de sus dos hijos y que, al conocer que se iba a poner un Banco de Libros, había abrazado literalmente a la presidenta del APA.

   El programa abarca los alunmos de entre tercer y sexto de Primaria. No comienza antes porque en los dos primeros cursos de Primaria los libros no son reutilizables dado que se escribe sobre ellos.

   Para poder poner en marcha la iniciativa, al dinero que ha aportado el Ayuntamiento se han unido 19.000 euros logrados por el APA con diferentes iniciativas (como venta de alpargatas o teatro).

   Además, a las madres de alumnos que cursaron el año pasado tercer y quinto (donde se hizo el año pasado el cambio de libros por la LOMCE) se les ha comprado el lote completo por cien euros.

   El proyecto nace "con la intención de contagio" a otros centros, dado que al respiro que supone para las familias se une la filosofía de reutilización con la que nació el programa de gratuidad que eliminó el Gobierno riojano.

   Los libros se quedarán en el centro y, durante cuatro años, los alumnos los irán usando. Ojeda ha lamentado hoy que este sea el tiempo límite establecido para el cambio de libros y no se puedan utilizar más. No obstante, desde el APA se ha recordado que "no es obligatorio el uso de libros".

   El alcalde del municipio, Eduardo Abascal, ha recordado que este programa se une a los 25.000 euros que el Consistorio dedica a ayudar a las familias para el material escolar.