APA pide que la vida de los animales prime ante los "trámites" en los rescates

 

APA pide que la vida de los animales prime ante los "trámites" en los rescates

Gato recuperado
ASOCIACIÓN PROTECTORA DE ANIMALES
Actualizado 06/07/2015 12:22:07 CET

LOGROÑO, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Protectora de Animales (APA) ha pedido que la vida de los animales prime ante los "trámites" en los rescates, tras el suceso ocurrido hace semana en la calle Ronda de los Cuarteles, en el que apareció un cadaver en un domicilio en el que, también, vivían un perro y un gato.

A través de un comunicado, la asociación ha solicitado que, en casos como éste, en el que una de las mascotas pasó "grave peligro, se tomen las medidas necesarias para agilizar" unos procedimientos que "no son incompatibles con el rescate con vida de estos animales".

Ha considerado, además, que, mientras duren, "en cumplimiento de la Ley de protección de los Animales en La Rioja, y por motivos simplemente humanitarios se debe procurar a los animales comida y agua".

En su relato, bajo el título "víctimas secundarias", la Protectora recuerda que, "hace una semana, Logroño amanecía con la noticia de que una persona había sido encontrada muerta en un piso en la calle Ronda de los Cuarteles".

En el piso habitaban dos animales, un perro y un gato. El perro fue conducido a la perrera municipal, "solicitando la Asociación la custodia del animal y estando todavía a la espera de la resolución".

Pero el gato no pudieron cogerlo y se quedó en el piso sin comida ni agua. Desde la asociación se contactó con Policía Nacional e, incluso, se llegó a "solicitar una orden judicial para acceder a la vivienda".

"Según la información de los vecinos, los animales llevarían solos desde el día cinco de agosto, y al gato no se le procuró comida y agua hasta el día diez, por lo que temíamos que el animal ya no estuviese con vida".

Por fin, "el día 13 de agosto" se "permite" a APA "llevar una jaula trampa para capturar al animal y, al día siguiente, avisó la policía de que el animal estaba dentro de la trampa y de que podíamos recogerlo".

"La gata de nombre Bienvenida, se encontraba muy débil y extremadamente delgada, pero se está recuperando muy bien. Es una cachorra de diez meses, especialmente cariñosa y sociable, que podría haberse capturado sin necesidad de ninguna jaula trampa, sin más medios que las propias manos", explica la Protectora.

En su comunicado también quiere "dejar constancia de la buena predisposición y colaboración que la Policía Nacional ha tenido siempre con la asociación"; algo que, en esta ocasión, aseguran no haber encontrado, "poniendo en grave peligro la vida del animal".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies