Aprobada la reforma del aparcamiento de Las Norias, que comenzará a principios de 2018

Aparcamiento de Las Norias que se va a reformar
GOOGLE MAPS
Publicado 02/11/2017 13:15:46CET

   LOGROÑO, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este jueves, en Junta de Gobierno Local, la adjudicación de las obras de acondicionamiento del estacionamiento de Las Norias a la UTE Conservación Logroño por un importe de 88.600 euros, una obra que contará con un plazo de ejecución de tres meses a partir del inicio de la obra, "a principios del próximo año".

   Así lo ha avanzado el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sainz, quien ha detallado que este aparcamiento, "construido a principios de los años 90", está bastante deteriorado con el paso del tiempo, sobre todo por la acción de las raíces de los árboles en los bordillos.

   Por ello, en los trabajos previstos se procederá a la renovación de las anchuras de los parterres y al tratamiento con firmes flexibles junto a los mismos.

   Además, "y para mejorar la seguridad, los accesos peatonales confluirán dentro del estacionamiento por un corredor seguro dotado de buen firme y señalización adecuada", con lo que se ha suprimido la primera plaza de aparcamiento de cada fila en el estacionamiento más cercano a la entrada de Las Norias, la zona Este.

   Como ha incidido Sainz, esta actuación se enmarca dentro de un plan "más importante" para renovar todo el entorno, primero la calle Cabo Noval, entre Franco Españolas y el Adarraga, un tramo ya licitado; este aparcamiento; y el embarcadero y el acceso al camping, unos trabajos que "se irán llevando a cabo en paralelo".

CONTRA LA PLAGA DE ESTORNINOS.

   Por otro lado, se ha adjudicado el contrato para el control de dormideros de estorninos en situación de plaga mediante ahuyentación en las zonas urbanas en Logroño, por un importe de 80.334,32 euros y un periodo de 18 meses, desde noviembre de 2017 hasta abril de 2019.

   Como ha recordado Sainz, el Ayuntamiento afronta los problemas que ocasionan los estorninos desde 2014, ya que crean dormideros urbanos, con la emisión de chillidos durante la noche, y molestias derivadas de la acumulación de excrementos y por malos olores, así como el riesgo sanitario por la transmisión de enfermedades, como la zoonosis.

   Para realizar este servicio se utilizan ahuyentadores acústicos ópticos, rapaces nocturnas y diurnas adiestradas, redes de exclusión vegetal, sistemas de explosión de gas y sistemas de luces y difusión láser. Aunque el horario para ahuyentar las aves varía en función del fotoperiodo y de los ciclos de actividad de las aves, los trabajos se desarrollan desde dos horas antes del ocaso hasta una hora después.

   Las zonas en las que se ubican los dormideros son el Seminario, el solar de Corazonistas, el colegio Obispo Blanco Nájera y aledaños, Madre de Dios, cementerio, pinar del Horcajo, Valdegastea, plaza Joaquín Elizalde y alrededores, plaza Teresa de Calcuta, plaza del Coso y Avenida de Madrid.

   Con todo, ha apuntado el portavoz que cada año aparecen nuevos dormideros en otras zonas, por lo que también se va a realizar control preventivo en otras tres zonas de la ciudad, en concreto, El Espolón, el Parque del Ebro y la Casa de las Ciencias.

   En 2016 las zonas más afectadas fueron las calles Monasterio de Suso, Francisco de Quevedo y el parque San Adrián. El año pasado fueron ahuyentados unos 275.000 ejemplares.