Aprobado el nuevo catálogo de la Policía Local de Logroño, para "optimizar" recursos impulsando la policía de barrio

Fachada De La Comisaría De Villegas
EUROPA PRESS
Publicado 22/01/2014 14:18:47CET

LOGROÑO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Logroño ha aprobado este miércoles, en Junta de Gobierno Local de Logroño, el nuevo catálogo de la Policía Local de la ciudad, que, como ha recalcado el portavoz del equipo de Gobierno municipal, Miguel Sáinz, trata de "optimizar" recursos técnicos y humanos, impulsando especialmente la policía de barrio.

En la habitual rueda de prensa para dar cuenta de los asuntos aprobados esta mañana en Junta de Gobierno Local, Sáinz ha incidido en que este nuevo catálogo "no supone ampliación de plantilla, sino una reasignación y traslado de efectivos".

"Se trata de potenciar la policía de barrio, sobre todo, y también otras unidades que contaban con carencias estructurales, como la de atestados", ha señalado el portavoz, quien también ha destacado la potenciación de las unidades de ruido y de atención a la víctima de maltrato.

Como objetivos esenciales de esta remodelación policial, ha apuntado "el ahorro, sobre todo en horas extraordinarias; y la potenciación de las plantillas para paliar las carencias existentes", así como "apostar por el modelo de policía de barrio, un modelo no reactivo, sino que intervenga con los ciudadanos".

LOS CAMBIOS.

En concreto, Sáinz ha detallado que "se integrarán los agentes de los patrulleros de seguridad ciudadana, que van en coche, a la policía de barrio, para patrullar más a pie". Pasarán, en total, de los 42 agentes actuales en policía de barrio, a los 66, en lo que ha calificado como "apuesta inequívoca" por este modelo.

En este sentido, ha apuntado que, para 2015, los agentes que se incorporen con nuevas plazas, lo harán también a la policía de barrio, y que, a comienzos de ese mismo año también, se prevé la apertura de una nueva comisaría de barrio, "con una ubicación por decidir" y para la que se consultará con vecinos o comerciantes.

Al igual que los agentes, un total de seis oficiales de la patrulla ciudadana se incorporarán a la policía de barrio, así como dos oficiales del grupo ecológico, "con lo que el total de oficiales de la policía de barrio pasará a ser de 14". El grupo ecológico quedará integrado en la policía de barrio, con 6 agentes -2 más-, "con funciones específicas".

Además de la policía de barrio, Sáinz ha resaltado también los cambios en el servicio nocturno, "con una reasignación de los puestos de los patrulleros", creando, en este caso, una nueva unidad especializada en el control de ruidos, con cuatro agentes, "que vigilarán los ruidos y los horarios de los locales".

A ello se sumarán "nuevas funcionalidades, porque tendrán acceso a los datos de la Unidad de Convivencia", de modo que, si durante su turno nocturno, se presentara un caso de malos tratos, "se podría dar un mejor servicio a las víctimas".

También se hará, con el nuevo catálogo, un refuerzo de la unidad de atestados, "que estaba haciendo muchas horas extra", y que contará con cuatro agentes más, "uno más por turno", hasta contar con un total de 18 policías. Las unidades de Tráfico y de Convivencia, por su parte, permanecerán como hasta ahora, con un pequeño cambio en algunas funcionalidades.

La modificación del catálogo, como ha señalado Miguel Sáinz, se desarrollará a lo largo de este año, "para estar a pleno rendimiento en el 2015". El edil ha incidido, especialmente, en que este cambio se ha hablado con los sindicatos policiales, en tres meses de negociación, "y cuenta con el apoyo de la mayoría".