La Asociación de Alcohólicos en rehabilitación afirma que cada vez más jóvenes acuden a sus centros

Actualizado 24/04/2008 14:45:53 CET

LOGROÑO, 24 Abr. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Federación Riojana de Asociaciones de Alcohólicos en Rehabilitación, Julio Cardero, afirmó hoy que cada vez más jóvenes, de entre 22 y 25 años, acuden a sus sedes afectados por el problema del alcohol.

Unas declaraciones que realizó en la comparecencia de prensa, en la que junto al consejero de Salud, José Ignacio Nieto, firmó un convenio de colaboración por la que el departamento de Salud riojano destinó 33.563 euros para financiar las actividades de la Federación de Asociaciones de Alcohólicos en Rehabilitación de La Rioja.

Se trata de una Federación que agrupa a tres entidades: el Grupo de Alcohólicos en Rehabilitación 'Valvanera', la Asociación Riojana de Alcohólicos Rehabilitados de Nájera y la Asociación Riojana de Alcohólicos Rehabilitados. Agrupadas en una misma Federación, estas asociaciones tienen como objetivo general "promover, orientar e impulsar el movimiento asociativo de los enfermos alcohólicos para su rehabilitación, así como sensibilizar a la sociedad en general de este problema", precisó Nieto.

El consejero recordó que el acuerdo que se suscribe hoy corresponde a la Adenda 2008 del convenio marco de colaboración suscrito el pasado diciembre de 2007 entre la Consejería de Salud y la Federación de Asociaciones de Alcohólicos en Rehabilitación.

En la comparecencia de prensa, Nieto dio a conocer los datos de la última Encuesta sobre consumo de drogas en La Rioja 2005, respecto al consumo de bebidas alcohólicas, por la que se ha producido un descenso en el número de consumidores habituales de alcohol, que actualmente se sitúa en 60,7 por cientos (en el 2003 la incidencia era de 67,3 por ciento).

Los datos indican que la población riojana consume bebidas alcohólicas de modo responsable porque se ha reducido el consumo continuado (los consumidores diarios de alcohol han pasado del 18,5 por ciento de 2003 al 11,4 por ciento de 2005). Por su parte, también se ha reducido el consumo de bebidas alcohólicas durante el fin de semana, que ha pasado de una incidencia del 22 por ciento en la encuesta de 2003 al 19,4 por ciento de la actual.

Respecto a la edad de inicio de consumo de bebidas alcohólicas, se sitúa en los 16,37 años, con lo que ha aumentado ligeramente respecto a la Encuesta del 2003, en la que se situaba en el 16,2. Otro aspecto "positivo", según expresó Nieto, es que se está dando una tendencia progresiva entre los riojanos de la percepción del riesgo de beber en exceso. Es decir, cada vez hay más riojanos que creen que beber alcohol es peligroso o arriesgado.

Respecto a la media nacional, según los datos de la Encuesta Nacional del Ministerio de Sanidad y Consumo, referida a los años 2005-2006, las personas (de entre 15 y 64 años) que han consumido a diario alcohol durante los últimos 30 días en La Rioja representan un 11,4 por ciento, mientras que en la media nacional suponen un 14,9 por ciento.

Cardero estos datos los calificó de "benevolentes" ya que en sus asociaciones han detectado que cada vez más jóvenes acuden a sus sedes con problemas de alcoholismo. También indicó que el perfil de personas que acude a sus sedes es de "chico politoxicómano, de entre 20 y 25 años, con desarraigo familiar, sin trabajo y sin estudios".

Ante ello, el consejero indicó que las Asociaciones "son el mejor medio para atajar el problema del alcoholismo". Matizó que "es malo que haya jóvenes afectados por este problema y deben ir a pedir ayuda cuanto antes".

Por otra parte, Nieto precisó las actividades de la Federación que contemplan, por un lado, el programa de prevención y sensibilización sobre alcoholismo, mediante la realización de jornadas de concienciación y campañas preventivas sobre las consecuencias físicas, psíquicas y sociales del consumo abusivo de alcohol.

Además, la Federación de Asociaciones de Alcohólicos en Rehabilitación coordina la red de asociaciones e instituciones que ayudan al enfermo alcohólico mediante los grupos de autoayuda. En dichos grupos, se apoya a estos enfermos en el proceso de inicio y mantenimiento de la abstinencia del alcohol a través de las terapias de grupo de autoayuda, se orienta a los afectados y a sus familias sobre los recursos psicosociales de apoyo y se les asesora a lo largo de todo el proceso de rehabilitación.

La Federación desarrolla también un programa de visitas hospitalarias, destinado a los enfermos alcohólicos hospitalizados y sus familiares. El objetivo es prevenir la aparición de problemas emocionales derivados de la situación de hospitalización y enfermedad, facilitando el desahogo emocional del enfermo alcohólico. Para ello, se informa a estos enfermos y a su entorno de los servicios sociales y psicológicos existentes, de los que pueden beneficiarse en caso de necesidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies