Logroño aúna 2 concentraciones para demostrar "a los asesinos que no van a alterar nuestro comportamiento"

Actualizado 04/12/2008 14:28:30 CET

LOGROÑO, 4 Dic. (EUROPA PRESS) -

Logroño aunó hoy dos concentraciones para demostrar "a los asesinos que no van a alterar nuestro comportamiento", en palabras del alcalde, Tomás Santos. Así, ciudadanos y políticos se concentraron contra el último atentado de ETA, pero no por eso suspendieron la concentración de cada primer jueves de mes contra la violencia machista, que se celebró en el mismo sitio, como estaba previsto, a continuación.

Más de trescientas personas, entre las que se encontraban autoridades como el presidente del Parlamento, Jose Ignacio Ceniceros, o el consejero de Presidencia, Emilio del Río, y responsables del mundo empresarial y municipal, acudieron a la Plaza del Ayuntamiento, en un frío día de otoño, para condenar el asesinato de Ignacio Uría.

Santos fue el encargado de leer un comunicado en el que manifestó, en nombre de los presentes, la "más firme y enérgica condena" por el atentado perpetrado por ETA ayer en Azpeitia (Guipúzcoa). "Desde aquí mandamos un mensaje de cariño y solidaridad a los familiares y amigos de la víctima", dijo.

El comunicado insistió en que "los terroristas deben saber que no vamos a ceder" y en que "cada vez está más cerca el final definitivo de la banda terrorista ETA y acciones como la de ayer sólo confirman lo que la inmensa mayoría de la sociedad española tenemos claro: matar a alguien para imponer una idea es la expresión máxima de bajeza moral que un ser humano puede realizar".

"El Ayuntamiento de Logroño transmite su confianza y respaldo a la labor que desarrollan los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, garantes siempre de la paz de todos los españoles", continuó.

Por eso, y porque "es nuestra obligación continuar con el día a día para demostrarles a los asesinos que no van a alterar nuestro comportamiento", se decidió, posteriormente, realizar la concentración de condena a la violencia de género que se lleva a cabo los primeros jueves de cada mes.

Tras la lectura del manifiesto, los presentes guardaron cinco minutos de silencio, como es habitual en las concentraciones convocadas por la Federación Española de Municipios, como la de hoy. A renglón seguido, tomó la palabra la concejala de Derechos Sociales, Pilar Criado, para pronunciar unas palabras ante la tradicional concentración mensual contra la violencia machista.

Criado lamentó que cada mes este acto deba sumar nuevas víctimas. Este año, recordó, ya han muerto 59 mujeres; seis en el último mes. La concejala invitó a reflexionar "todos juntos" y, de esta misma forma, evitar que las muertes continúen. La edil finalizó esperando que en la próxima concentración (el 8 de enero, al ser fiesta el 1), no se tengan que sumar más nombres.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies