Las auditorías de eficiencia energética dentro del Proyecto FIESTA ahorran 300.000 kw/hora en hogares de Logroño

Contador
Bombillas
REUTERS
Publicado 26/09/2017 13:12:37CET

   LOGROÑO, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Las auditorías de eficiencia energética que el Ayuntamiento de Logroño ha desarrollado en los últimos años dentro del Proyecto europeo FIESTA han logrado ahorrar en torno a unos 300.000 kilowatios por hora en el consumo de los hogares incluidos en la iniciativa, en los que, además, se han realizado inversiones en este aspecto por unos 250.000 euros.

   Así lo ha señalado este martes el concejal de Medio Ambiente, Jesúes Ruiz Tutor, quien, junto con el técnico municipal Diego Pulgar, han ofrecido los datos del balance del Proyecto FIESTA (Families Intelligent Energy Saving Targeted Action), en el que el Consistorio logroñés ha participado en los últimos tres años para fomentar el ahorro de energía en el ámbito doméstico.

   Logroño ha sido una de las tres ciudades españolas incluidas en el proyecto, junto con Pamplona y Zaragoza. A nivel europeo, la iniciativa, que se viene desarrollando desde octubre del año 2014, se ha aplicado en un total de 14 ciudades de cinco países: Italia, Bulgaria, Croacia y Chipre, además de España.

    "Logroño ha sido reconocida como la mejor de las ciudades participantes a la hora de cumplir los objetivos", ha afirmado el concejal, lo que motivó que la ciudad haya acudido el pasado día 5 a Bruselas, "donde se trasladó al resto de socios los métodos desarrollados para fomentar comportamientos que favorezcan la eficiencia energética".

   Las cifras, ha señalado, "lo indican: teníamos que haber hecho 160 auditorías, 16 talleres escolares y 2 talleres sociales, y, en todo este tiempo, hemos llegado a realizar 226 auditorías con 52 de ellas en viviendas sociales o a familias que reciben ayudas para pagar la factura, 51 talleres escolares en los que han participado más de 1.300 chavales y 21 talleres sociales con más de 330 participantes".

   En Logroño, el Proyecto FIESTA ha contribuido a lograr "resultados notables". En concreto, en los hogares analizados el consumo de energía "se ha reducido de forma significativa", alcanzando un ahorro energético real cercano a los 100.000 kWh, y siendo el ahorro energético estimado próximo a los 300.000 kWh, al tiempo que se ha evitado la emisión de 20.000 kg de CO2 (y de 60.000 CO2 estimado).

   Los datos han sido obtenidos al haberse realizado una segunda inspección a en torno a un tercio de las familias a las que se le realizó una auditoría energética. De esta manera, se demuestra que las familias están dispuestas a tener un comportamiento más sostenible cuando reciben el apoyo y orientación adecuados.

   En lo relacionado con el trabajo social del Proyecto, ha habido una sinergia del Ayuntamiento de Logroño con distintas ONG's, como han Cáritas, Cruz Roja, Cocina Económica, Igual a Ti, FEAPS y el Centro Leo Kanner.

   Además, el Ayuntamiento ha realizado auditorías energéticas a las viviendas sociales existentes en Logroño, así como talleres sociales al objeto de informar a familias en exclusión social de la existencia del bono social eléctrico y de explicarles consejos para el ahorro energético actuando en los hábitos energéticos.

DATOS GLOBALES.

   Como resultados globales, las familias participantes han ahorrado más de dos millones de kW/h mediante un cambio del comportamiento hacia el consumo de energía en el hogar, además de evitar la emisión de cerca de 900 toneladas de CO2 a la atmósfera.

   Actualmente, el sector doméstico representa el 29% del consumo final de energía y los sistemas de calefacción y refrigeración suponen alrededor del 66% del consumo total de energía en los hogares. Para reducir estos números, el proyecto ha contado con la participación total de más de 2.300 hogares en 'auditorías energéticas'.

   Como ha detallado Pulgar, el proceso se realiza en dos pasos: el primero, la visita de un técnico que evalúa la eficiencia energética del hogar, en temas como la potencia contratada, el consumo, el aislamiento o el consumo, tras lo que se lleva a cabo el informe y se recomiendan diversas actuaciones.

   La más "necesaria", en opinión del técnico, suele ser la mejora del aislamiento general de la vivienda, "que, aunque es la más cara, a la larga acaba produciendo ahorros importantes", si bien la primera que se suele hacer "porque es la más barata y más fácil" es el cambio de la iluminación a la tecnología LED.

   A ello, además, se suman, como ha dicho Ruiz Tutor, "cambios en el comportamiento, que no conllevan ninguna inversión", como actos tan sencillas como "dejar apagados los aparatos como el televisor, y no en stand-by, no somos conscientes de lo que tiramos con pequeñas cosas como ésta".

   En el segundo paso del proceso, en torno a un año y medio o dos años después de la primera visita, se comprueban las inversiones que se han hecho, y si han tenido la repercusión esperada. Así, las inversiones que se han comprobado (igualmente en un tercio de las viviendas incluidas en el proyecto) ha sido de unos 83.000 euros, por lo que, extrapolando cifras, la inversión total ha sido de unos 250.000 euros.

   Como ha subrayado el concejal, a estas auditorías se han sumado otras acciones, como la edición de una guía de buenas prácticas "con acciones fáciles para reducir el consumo en el hogar" o animaciones. "Y vamos a seguir en esta línea, incidiendo en el cambio en el consumo energético en los hogares", ha señalado.

   Las acciones seguirán en la estela de lo marcado en la última reunión del día 5, con el último taller previsto dentro del Proyecto FIESTA, "pero una vez que éste termine, con otras actividades", como un manual en la web sobre la potencia que se tiene contratada en una vivienda "para comprobar que es la adecuada".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies