El Ayuntamiento da 135.000 euros a ayudas para fomento del empleo entre colectivos con dificultades de inserción

Gamarra conversa con algunos de los trabajadores del centro Asprem
EUROPA PRESS
Actualizado 30/01/2013 14:55:48 CET

LOGROÑO, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento dará este año un total de 135.000 euros en concepto de ayudas para fomento del empleo entre colectivos con dificultades de inserción. Así lo ha avanzado la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, durante la visita que ha realizado esta mañana una visita al Centro Especial de Empleo de Fundación Asprem (Asprodema-Empleo), que integra a personas adultas con discapacidad intelectual.

Gamarra ha aprovechado el momento para dar a conocer la nueva convocatoria de subvenciones para asociaciones y entidades sin ánimo de lucro "para la realización de acciones y programas favorecedores de la integración laboral de colectivos con especiales dificultades de inserción en el mercado de trabajo".

En esta ocasión, como ha confirmado la alcaldesa, tras su aprobación esta mañana en Junta de Gobierno Local, se destinarán 135.000 euros, una cantidad superior a la consignada al inicio de la convocatoria anterior (120.000 euros) aunque la partida fue posteriormente suplementada.

"Apoyar a estas personas -ha afirmado Gamarra- que encuentran más trabas a la hora de lograr un empleo es una prioridad para el Ayuntamiento. Estos colectivos están siendo especialmente castigados por el desempleo, por sus características se enfrentan a unas barreras muchos más difíciles de franquear que el resto de la sociedad".

Para que la ayuda institucional que se presta tenga mayor eficacia, la vía que se utiliza es las organizaciones sin ánimo de lucro que llevan ya años entroncadas en estos colectivos, colaborando con ellos en diversas facetas tanto del ámbito social como laboral.

Las subvenciones se conceden tanto para nuevas actuaciones que se pongan en marcha durante este año como para la continuidad de otras ya iniciadas. Los proyectos en todo caso deben cumplir los siguientes fines: acciones de formación socio-profesional, acciones de orientación, acciones de inserción laboral así como cualquier programa de combinación de acciones u otras novedosa que cumplan los requisitos de las subvenciones.

Con su aprobación hoy, la intención del equipo de Gobierno "ha sido adelantarla lo máximo posible para que estas organizaciones puedan conocer cuanto antes de cuánto disponen y programar las acciones para todo el año". Se trata de una política también aplicada con otras subvenciones, como las destinadas a microempresas, que en este 2013 también han adelantado su convocatoria al mes de enero.

TRES LINEAS DE PRODUCCIÓN.

Precisamente durante la visita a este Centro, la alcaldesa ha podido comprobar la actividad que en él se desarrolla, cuáles son las áreas de producción de empleo y las principales líneas de producción. Así, desde allí se genera empleo en tres modalidades: formación de enclaves laborales, externalización de servicios de empresas y prestación de servicios en las propias empresas.

Y las líneas de producción: procesado de la botella Siglo Saco de Domeq Bodegas; embotado de encurtido para la empresa Rioverde; reembalado de perfiles de caucho para Standard Profil; limpiezas en el Centro de Empleo y otras instalaciones; enclaves laborales en Altadis, Ramondín y Unión Tostadora; y trabajos concretos de manipulado.

La alcaldesa ha podido también conocer directamente las características del Servicio de Orientación e Intermediación Laboral, en la que se captan ofertas para los usuarios de la bolsa de empleo o trabajadores del centro en empresas ordinarias. En estos momentos en la bolsa de empleo de Asprem se encuentran apuntadas 218 personas, 133 con discapacidad intelectual.

Tal como ha explicado el director del centro de empleo, Alberto Pellejero, en el departamento de Orientación se prestan "todo tipo de apoyos individualizados como de grupo; pudiendo ser informativos, de búsqueda o de acompañamiento en el puesto de trabajo con el objetivo de facilitar y mejorar la empleabilidad de las personas con discapacidad que, de forma individual y explicita, haya demandado este servicio: empleo de calidad y acorde con las capacidades y expectativas del propio trabajador".

Trabajan en el centro -una fundación dependiente de Asprodema- un total de 107 personas contratadas, de las que 99 son discapacitadas, 81 de ellas, con discapacidad intelectual. Pellejero ha explicado que, además de las líneas de producción en las que trabajan, también cuentan con una bolsa de empleo, con 218 personas ahora mismo. El año pasado, se encontró empleo para 28 personas, 27 de ellas discapacitadas.

"La crisis está siendo muy mala, porque es muy larga, y bajan las ayudas públicas, el trabajo y, sobre todo, las aportaciones de las obras sociales de las cajas de ahorros. Pero nos mantenemos como podemos, ahora con un ERE con el que se mantienen los contratos pero no se trabaja los viernes. El trabajo para estas personas no es sólo una forma de ganarse la vida, es sentirse parte de la sociedad", ha concluido.